Desde la Asociación Bancaria se denunciaron despidos en el Banco Central y en el Provincia, inspirados en revanchismos y represalias. Sumada a la falta de respuestas del gobierno nacional respecto de las negociaciones paritarias, esta situación llevo a la ratificación del paro de 24 horas anunciado para hoy en todo el país. Será una jornada de feriado virtual en el sistema financiero, ya que no habrá atención al público ni clearing en los bancos públicos y privados.

Desde diciembre, el sindicato que conduce Sergio Palazzo mantiene un enfrentamiento público con la Casa Rosada, luego de que el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, decidiera echar sin causa a 47 empleados de la entidad. Un conflicto de similares características ocurre en el Banco de la Provincia de Buenos Aires, donde también desplazaron a 7 trabajadores.

La cerrazón de las autoridades del BCRA y del segundo banco más importante del país a la reincorporación del personal provocó una dura respuesta gremial, que conllevó acampes y bloqueos a la entrada de camiones de caudales durante el verano en ambas entidades financieras. Sin embargo, el pedido por la reinstalación de los empleados desplazados por ahora no tuvo ninguna respuesta favorable.

“En el Banco Central y en el Provincia hubo despidos por evidente revanchismo que no corresponden tanto porque violan la Constitución nacional y leyes vigentes, como por la tarea efectivamente desempeñada por estos 56 trabajadores”, comunicó La Bancaria.

En el BAPRO, cuya comisión gremial interna está conducida por una lista opositora a Sergio Palazzo, el conflicto escaló un peldaño más. Además de los cesanteados, los delegados denunciaron la puesta en marcha de un plan de ajuste llevado adelante por el presidente Juan Curuchet, que consiste en el cierre de sucursales y la incorporación de personal ajeno a la entidad en gerencias claves, una política que vulneraría la “carrera bancaria” y el convenio colectivo de la actividad.

 

Fuente: Asociación Bancaria

Foto Crédito: Nicolás Stulberg