A partir del año 2017, el Municipio, a través de la Secretaría de Economía y Hacienda, implementará el nuevo sistema de cruzamiento de información para la determinación del “Derecho de control fiscal y/o inspecciones relativas a la seguridad e higiene de actividades comerciales industriales y de servicios”. Este esquema permitirá a la dirección de rentas, poner en funcionamiento nuevos procedimientos de control y categorización para la detección de irregularidades en las declaraciones juradas.

Estas declaraciones se presentan todos los años y contienen los datos de las distintas actividades desarrolladas y el monto de ventas obtenido por cada uno de los establecimientos comerciales. Por lo tanto, es fundamental contar con un registro, y que la implementación de esta normativa se aplique de forma justa y equitativa para todos aquellos contribuyentes que abonan sus tasas.

Por otra parte, esta iniciativa se desprende de los análisis realizados durante el año corriente, en el que se detectaron inconsistencias en las bases de datos en determinados contribuyentes locales, y una aplicación de tasas impositivas que no resultan justas para todos al haber actores económicos que las evaden.

De esta manera, la Secretaría de Economía y Hacienda municipal diseñó esta herramienta que busca avanzar con la igualdad de condiciones y la responsabilidad fiscal de los comerciantes.