Desde su creación, en agosto del 2009, el Jardín de Infantes Nº 53 funciona en espacios cedidos por las escuelas primarias N° 313- 352- 86 (una sala en cada escuela, funcionando en ambos turnos), a partir de acuerdos con los directivos de dichas escuelas.

Actualmente, la matricula de alumnos supera los 100 niñ@s distribuidos la gran mayoría en las salas de las escuelas N° 313 y 352,  ya que por las dimensiones de la que funciona en escuela 86,  no pueden ingresar más de 12 niñ@s por turno.

Todos los años quedan más de 40 niñ@s en lista de espera de sala de 4, los que son recepcionados por otras instituciones de la localidad, aunque por lo general los padres de estos niñ@s no aceptan  la vacante que ofrecen otras instituciones  por cuestiones de distancia, ya que el radio domiciliario de este jardín es el que les corresponde.

Para resolver el problema de las vacantes de niños de 4 años, en el pasado mes de Junio, mediante resolución N°  390/16 se crean: 1 cargo de maestra de nivel inicial y 3 cargos de maestra preceptora. Dos de estas maestras preceptoras reforzarán el trabajo en las salas que ya funcionan y los cargos de maestra de sala y la preceptora restante serán destinados a la apertura de una sala que dependerá de la dirección de este jardín pero que funcionará en otro espacio prestado, en este caso la UAF “ PICHI RAYEN “ del B° El Arenal. Por lo que se suma una sala más funcionando en otro lugar alejado de la dirección del jardín que funciona en la escuela N° 86.

La directora del jardín debe realizar el seguimiento pedagógico, además de estar atenta a las necesidades de cada sala por lo que debe recorrer amplias distancias entre una escuela y otra ante cualquier eventualidad, sumado ahora el espacio que funcionará en la UAF del B° El Arenal.

De la misma manera los profesores de áreas especiales deben trasladarse con sus elementos de trabajo para poder darles los estímulos a los niños,  tarea que en ocasiones se vuelve compleja ya que los elementos de educación física no son de fácil traslado. Muchos permanecen en la dirección del jardín quitando gran espacio en esta sede que también es de dimensiones muy pequeñas.

En cuanto a las dificultades cotidianas para el funcionamiento del jardín se podrían enumerar:

  • Distancias entre una sala y otra y de la dirección del jardín.
  • Poco espacio para que los niñ@s desarrollen la actividad física -siempre dependiendo de la disponibilidad de momentos libres de las escuelas primarias.
  • Complejidad al momento de reunirse para festejos o encuentros recreativos (se debe solicitar con mucho tiempo de anticipación un gimnasio).
  • Traslado de todos los elementos para los eventos (equipo de sonido – sillas – telas – materiales que usarán los niños – elementos de higiene – etc.) Lleva una jornada completa (en tiempo) reunirse para compartir algo como niñ@s de un mismo jardín.
  • Frente a reuniones de padres, se deben realizar en el espacio disponible en las primarias de acuerdo a su propia organización institucional, lo que genera que en ocasiones no se consigue espacio o se realizan en espacios muy reducidos.
  • Los alumnos no tienen sala de música, ni biblioteca, ni laboratorio, ni Salón de usos múltiples donde realizar actividades físicas y recreativas.
  • En la sala de la escuela 86 -por sus dimensiones- no es posible realizar actividades de expresión corporal, desplazamientos, etc…, tan importante para los niñ@s de esta edad.
  • En la sala de la escuela 313 el piso se colocó provisoriamente luego del movimiento sísmico del 2013, que levantó el piso existente. En principio, para reanudar las clases, se colocaron paneles de madera sobre bases en los extremos, lo que implica que abajo queda hueco. Esto acústicamente es terrible, ya que 20 niñ@s que se trasladan y se mueven sobre esa superficie durante más de 3 hs. por día hacen que el impacto sonoro sea insoportable, lo que ha generado problemas auditivos a las docentes que desarrollan sus actividades en ese espacio. En el presente año se solicitó a mantenimiento escolar la colocación de un piso acorde y apto, pero según el responsable del área por convenio este tipo de tareas no le corresponde, por lo  que se envió presupuesto al CPE para evaluar  se pude hacer como obra delegada. Sin respuestas hasta el momento.
  • Como se explicó, este año se suma una sala más que depende de esta dirección, alejada de la sede de la escuela 86. Las clases en esta sala comenzarán luego del receso invernal, lo que implica no solo trasladar elementos para trabajar con esos niños sino también refaccionarla y dejarla en condiciones de uso.
  • Frente a un accidente o emergencia, en primer lugar se debe recurrir al personal de la escuela primaria hasta la llegada de la directora de jardín.
  • La comunicación como equipo se dificulta, por lo que la vía es telefónica o mediante grupos, y esto genera a veces inconvenientes o malos entendidos.
  • Los alumnos casi no se conocen con niños de otras salas del mismo jardín, salvo por los pocos momentos compartidos. No más de cinco al año.

 

En Octubre del año 2015 el Concejo Deliberante de San Martin de los Andes, aprobó por unanimidad el proyecto donde comunica su postura respecto a la urgente necesidad de que el gobierno de la provincia de Neuquén arbitre los medios para la concreción de la construcción del edificio. Esto queda en una simple declaración, ya que no hay novedades al respecto de la licitación de la obra y mucho menos algún indicio de que realmente lo consideran URGENTE.

Con la nueva sala que se agrega, la matricula del jardín superara los 130 alumnos, todos con un solo DERECHO, el de recibir educación de calidad en espacios acordes a sus necesidades y con todas las garantías en igualdad de condiciones que niños de otros jardines de la localidad y de la provincia.

 

 

Estela Nancy Vera

Secretaria por Nivel Inicial

ATEN SMA