En Diciembre del 2015 se puso la planta de tratamiento cloacal en la entrada del barrio porque tenían que entregar sí o sí las 92 viviendas y les faltaban las cloacas. Entonces enterraron la planta anunciando que sólo estaría ahí por 3 meses hasta que se terminara la obra definitiva de cloacas. Por supuesto, esto nunca ocurrió y los vecinos de las 92 lo sufrieron en carne propia cuando la planta se saturó y los residuos “volvían” a sus casas… un asco. Pero además, la planta rebalsa constantemente y la entrada del barrio se llena de agua con residuos cloacales y un olor insoportable, con todo lo que eso implica a nivel salud…

Hoy, hace 1 año que la planta está ahí, y la obra de cloacas sigue sin concluir.

Tuvimos varias reuniones con el Secretario de Obras y Servicios Públicos el Sr. Iván Miño a lo largo del año, por lo cual él ya está al tanto, pero no ofrece ninguna solución. También se habló, y  enviamos nota al Organismo de control a cargo de la Sra. Julieta Muñiz Saavedra, quien sólo pidió que cuando haya olor la llamemos. Por supuesto que llamamos, pero nunca hubo una respuesta.

A este también sumamos el pedido de proyecto de red interna de gas, señalización apropiada en la entrada del barrio, conexión definitiva a la red cloacal, mantenimiento de las calles, recorrido y frecuencias del servicio urbano de colectivo… todos temas conversados con los correspondientes encargados del área, pero aún sin respuesta.

Vecinos de Valle Alto