Los niños y niñas representantes de los sextos grados de las escuelas de la ciudad, participaron del Encuentro por una Escuela Bonita y  manifestaron que están pensando y proponiendo una escuela en la que “seamos solidarios, respetuosos, en la que nos tratemos amorosamente, en la que nos escuchemos, respetemos los sueños de los demás, en la que riamos, compartamos, creamos en nosotros mismos, disfrutemos entre todos, hagamos amigos, en la que convivamos diariamente en un ambiente de tranquilidad y tengamos ganas de volver todos los días”.

Luego, en un documento que se publicará en el Blog del Observatorio de la Infancia y Adolescencia de la ciudad, expresaron: “Como para cambiar algo grande, todos ponemos un poco, los niños y niñas hicimos las siguientes propuestas:

1)Como nos encontramos en un espacio físico pensamos que la escuela debería tener:

a) Juegos en los patios, más verde, con canchas diferentes, pasamanos, hamacas, toboganes; árboles, Huerta, mascotas. Sacar las rejas y buscar otra forma si fuera por seguridad.
b) Sala para conocernos: lugar con almohadones, juegos, etc.; más horas de taller de convivencia, Sillones en lugar de bancos. Reloj en el aula.
c) Aulas grandes y limpias con mucho color. Escuela colorida.
d) Sala de primeros auxilios, Enfermería en la escuela, por lo menos un botiquín.
e) Bibliotecas abiertas y kiosco permanente.

2) Como tenemos espacios de refrigerio, pensamos que:
a) El tiempo de leche no nos debe robar recreo.
b) Desayunos más completos, con variedad de alimentos, no sólo pan.
c) Comer más frutas.
d) Tener en cuenta a los celíacos.

3) Como en la escuela bonita nos tienen en cuenta a tod@s:
a) Cuando hay maltrato entre compañeros, las maestras y maestros deben intervenir. Que nos enseñen a respetar las diferencias, porque nos llevamos mejor si todos ponemos un poco de esfuerzo.

Proponemos crear espacios para conocernos dentro de la escuela (sala de conocimiento), talleres en contra turno (cerámica, manualidades, reciclado, huerta, natación, música), clubes en horario escolar (lectura, juegos de ingenio, ajedrez, bailes, radio, huerta, cine, dos horas semanales con los grupos mezclados), muestra de talentos, juegos de mesa u otros en los recreos, mantener los talleres de convivencia y las actividades de E.S.I, salidas a la naturaleza y campamentos todos los años. Y fuera de la escuela, proponemos crear encuentros con otras escuelas.

b) En la escuela bonita esperamos de las maestras y maestros: que nos enseñen, que nos respeten, que nos escuchen, que confíen en nosotros, que no nos griten y que la relación sea de tranquilidad.

  1. c) En la escuela bonita las familias también participan, acompañándonos y siendo solidarias con otras familias. También la escuela debe ser solidaria, que ayude a las familias (por ejemplo, cuando hay un accidente o incendio), y la cooperadora también debe ser solidaria (que la escuela pueda brindar materiales).

 

4) Como la función de la escuela es enseñar, quisiéramos que en la escuela haya: talleres con distintas actividades artísticas, que se enseñe y se permita el uso de la tecnología en el aula, que el trabajo de clase sea más divertido, con juegos y risas.

Fuente: Infancia y adolescencia.