La Intendencia del Parque Nacional Lanín realizó este martes la subasta anual de las áreas de caza para la temporada 2017. El encuentro se llevó a cabo en el Salón de Usos Múltiples de la Municipalidad de San Martín de los Andes ante una buena concurrencia de público.

Los cinco turnos, -los cuales se componen de 9 días cada uno-, van desde el 1º de marzo hasta el 25 de abril en todas las áreas del Parque Nacional que fueron subastadas: Arroyo Aseret, Auquinco, Baguales, Boquete, Cajón Negro, Campo Grande, Cañadón León, Cerro Colorado, Curruhue Grande, Lolog, Mallín de los Ciervos, Nalca, Pichi Curruhue y Veranada.

Cabe destacar que la “caza deportiva” en el Parque Nacional Lanín está catalogada como una actividad de manejo para especies exóticas, ya que se calcula que en la provincia del Neuquén existen más de 20 mil cabezas de ciervos colorados y jabalíes, los cuales se introdujeron en la zona en el año 1922, en la estancia Collun-Co, y a partir de ese momento su existencia fue creciendo vertiginosamente y muchos animales emigraron al Este, ingresando al área protegida. Hoy, la caza deportiva se transformó en uno de los mecanismos para controlar la especie, la cual afecta enormemente a la fauna y flora nativa del Parque Nacional.

“Estamos trabajando para mejorar los servicios en cada una de las áreas de caza”, expresó el intendente Horacio Pelozo durante la presentación de la subasta. Además explicó que para la próxima temporada se incorporarán domos geodésicos en los puestos de caza, a la vez que manifestó la política del Parque en intensificar el control y vigilancia para evitar el ingreso de cazadores furtivos.