Se trata de los territorios pertenecientes a las comunidades Vera y Curruhuinca que están en la Jurisdicción Municipal.
           Permitirá la identificación de cada Población y Desarrollo Comunitario con una nomenclatura particular en el marco de tierras comunitarias.
         La ordenanza se enmarca en el convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas, La Constitución Nacional, La Constitución Provincial y la Carta Orgánica Municipal.
        El ordenamiento deberá respetar la Cosmovisión Mapuche, su Cultura
y otorga un plazo de 90 días a la Secretaría de Planificación para generar las Nomenclaturas Comunitarias.
         Hay que recordar que la Mesa de Protocolo Intercultural, de donde surge la norma, comenzó a funcionar durante el Gobierno de Juan Carlos Fernández y que había muchas dudas acerca de su continuidad en el gobierno de Brunilda Rebolledo.
        Atrás una historia, de masacres, silenciamientos y saqueos.
        Más cerca, grandes polémicas: que la bandera, que se quieren quedar con todo, que se cerraba el Concejo deliberante para esta Mesa, que se la iba a vetar.
        Finalmente hoy, con trabajo de las Comunidades Curruhuinca y Vera, con el apoyo de la municipalidad y con unaminidad en el Concejo Deliberante, se vota esta ordenanza, Primera de este tipo en el País, que en su artículo final pide que se difunda “al Gobierno Nacional, al Gobierno Provincial, a la Legislatura de la Provincia del Neuquén, Administración de Parques Nacionales y Prestadores de Servicios Públicos”