El legislador se explayó sobre el conflicto que mantuvo ayer con el titular del bloque, Mario Pilatti. La reforma política que impulsa el MPN y los gastos y dietas de los diputados fueron los motivos del desencuentro.

El diputado provincial del Movimiento Popular Neuquino Claudio Domínguez tuvo ayer un cortocircuito con el titular del bloque oficialista, Mario Pilatti, respecto del tratamiento que se está dando en la Cámara a la reforma política que impulsa el gobernador Omar Gutiérrez y también en relación a los gastos y dietas de los legisladores.

Según indicó el legislador, la reforma política que Gutiérrez proyectó “siempre se pone en el último punto del orden del día y nunca se alcanza a tocar”.

“Uno no sabe por qué, si porque realmente no se quiere debatir, o se pone para decir estoy cumpliendo, porque se discutió solo un martes, pero se viene poniendo desde agosto en el orden del día”, deslizó Domínguez en implícita censura a Pilatti por su responsabilidad como titular de la bancada.

“No se puede decir que a fin de año se va aprobar la reforma política cuando se debatió sólo una hora. Es un tema muy fuerte, que necesita mucho debate y no ha tenido el que merece”, afirmó hoy Domínguez en un contacto con Va Con Firma.

Si bien admitió que “son metodologías de trabajo” y que Pilatti “está en todo su derecho” como presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia, ratificó sus diferencias.

Los proyectos de Domínguez para que los diputados se puedan bajar la dieta y se informe sobre gastos y viáticos, también generaron diferencias en el bloque oficialista.

Luego del tratamiento en la comisión de Asuntos Constitucionales, donde se necesitaban 8 votos para que las iniciativas obtengan despacho y pasen al recinto, Domínguez dijo que el presidente de la comisión “lo defraudó” por no acompañar sus proyectos.

“No tengo nada personal con Mario ni el bloque está roto por este tema; eran dos proyectos más personales que del bloque. Significan que te cuenten las costillas en los gastos y que un diputado se pueda bajar el sueldo o no”, explicó.

“Lo que a mí me dolió, y mucho, es que diez minutos antes de bajar a la comisión Mario me había dicho que me acompañaba (…) sentí que me había defraudado”, sostuvo Domínguez.

Fuente y foto: vaconfirma.com