Con el objetivo de contribuir a la paz social y evitar la conflictividad, el gobierno municipal exhortó a los representantes sindicales a acompañar estas decisiones y garantizar el buen funcionamiento de la administración.

El Ejecutivo Municipal elevó una respuesta a los diversos requerimientos que las entidades gremiales habían presentado el pasado miércoles 16 de noviembre, y que habían dado lugar a la declamación de un paro por tiempo indeterminado.

En este sentido, y partiendo de la buena predisposición y el diálogo, el ejecutivo presentó una respuesta de acuerdo al respeto por los derechos de los trabajadores, pero también la defensa de la legalidad y el erario público que se veían afectados por la medida de fuerza.

Entre los reclamos, estaban la apertura de paritarias a partir del mes de diciembre de 2016, la designación de un representante del ejecutivo municipal  destinado al funcionamiento de la CIAP, y la adquisición de la indumentaria para el personal (cuya discusión también se realizará en ámbito de la CIAP).

Finalmente, el acuerdo se dio luego de que el secretario de Hacienda, Carlos Saloniti y el de Turismo, Esteban Bosch; presentaran en la reunión los nombres de los cinco miembros titulares del Ejecutivo en la CIAP. Luego, se firmó el acuerdo y se comprometieron las partes a realizar un primer encuentro en el marco de la apertura del Convenio Colectivo de Trabajo el próximo jueves.