Neuquén concretó otro capítulo en su historia negra de falta de respeto por el patrimonio cultural popular, cuando este viernes 18 se constató que un mural de la artista Elisa Algranati, pintado con alumnos de Bellas Artes, fue tapado con pintura blanca, en un hecho de manifiesta ignorancia o falta de respeto.

El muro sin mural mereció un enérgico repudio de la Subsecretaría de Cultura de la Provincia, que se manifestó “ante el acto de vandalismo y de violencia perpetrado contra el mural titulado Por Ayotzinapa, ubicado en el paredón externo del predio de Ciudad Deportiva y Cultural, en Anaya y Lanín.

Se avisó que desde el organismo se presentó la denuncia penal correspondiente “por destrucción de patrimonio cultural”.

La licenciada en Artes Visuales, Elisa Algranati (homenajeada con el premio “Lola Mora” en el año 2014 que otorga la Subsecretaría de Cultura provincial y la Honorable Legislatura del Neuquén a mujeres destacadas) fue convocada por la Dirección Provincial de Cultura  a realizar esta obra de arte, en conmemoración de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, México.

En abril de 2015 se llevó a cabo la Bienal Internacional de Arte en Miramar, Argentina, y Neuquén se sumó a ese encuentro realizando ese mural. Ahora, una larga pared blanca quedó como testimonio del desprecio hacia las artes. Todo lo contrario de lo que se pretendió hacer.

Fuente y foto: diariamenteneuquen.com.ar