Por Redacción APU

Sin la repercusión mediática que tuvo el caso de Amado Boudou, ahora la vicepresidenta Gabriela Michetti fue llamada a indagatoria por la causa que investiga el origen de la plata robada en su casa. “Estoy supertranquila y serena de que la cosa tenga una resolución en un juzgado, no en un parloteo mediático. Yo estoy con una paz y una tranquilidad por la que puedo dormir sin ningún problema. Lo único que espero es que termine el proceso y la causa y poder decir después lo que yo quiero decir”, dijo la dirigente de Cambiemos en una conferencia de prensa para explicar su posición sobre el tema.

La causa es llevada adelante por el fiscal Guillermo Marijuán, de vínculos con el massismo, y por el juez Ariel Lijo. “Todo lo que la justicia tiene que tener, ya lo tiene”, siguió Michetti.

Además de la vice, fue denunciada por falso testimonio una amiga de su hermana, Silvina Michetti. La Justicia investiga si Claudia del Valle Nunia mintió cuando negó una relación comercial con Silvina. En conferencia, Michetti aseguró que no “sabía nada” de esa situación: “Me enteré viniendo para acá, no quiero hablar de lo que no sé”, aseveró.

La Justicia investiga el origen de la plata robada y también el rol de fundaciones vinculadas a diferentes dirigentes de Cambiemos. De hecho, Michetti aseguró que parte del botín robado pertenecía a la ONG que preside. En conferencia, la vicepresidente pidió terminar con el “parloteo mediático” en torno a su situación judicial.

Fuente y foto: Agencia Paco Urondo