La firma de un nuevo acuerdo de paz entre las FARC y el Gobierno parece no tener marcha atrás. En un breve comunicado conjunto las dos delegaciones rompieron el silencio e informaron que lo renegociado en La Habana se firmará este jueves 24 de noviembre. Incluso, a pesar de las objeciones de algunos promotores del No.

El escenario escogido para la nueva firma será el emblemático Teatro Colón de Bogotá. Este lugar se eligió por encima del Centro Nacional de Memoria Histórica que recuerda y exalta a los ocho millones de víctimas que ha dejado el conflicto armado en el país.

El comunicado además anuncia la forma de refrendación de los nuevos acuerdos. Esta vez, será el Congreso de la República el encargado de debatir y aprobar el reformado acuerdo, tal como lo había asegurado el presidente Juan Manuel Santos hace algunos días. Sin embargo, aclararon que están “precisando los procedimientos que se van a utilizar para este propósito”.

El anuncio se da en medio de la tensión política que ha representado la falta de consenso entre los promotores del No y el Gobierno en lo que respecta a los cambios al acuerdo original rechazado en el plebiscito del 2 de octubre.

El pasado lunes las partes tuvieron la que fue denominada la “última reunión” en la que después de más de seis horas no llegaron a ningún acuerdo. Ante el panorama, Álvaro Uribe, Francisco Santos y Marta Lucía Ramírez, particularmente, no ocultaron su malestar por el hecho de que el Gobierno ya tenía la decisión de firmar y llevar al Congreso el nuevo acuerdo, sin el mínimo chance de hacerle nuevas modificaciones al documento de 310 páginas.

Al final del encuentro Uribe sorprendió con una nueva propuesta: conversar directamente con las FARC. “Tenemos toda la disposición de dialogar con el Gobierno y la FARC sobre las modificaciones en los temas referidos. Para este diálogo proponemos aprovechar la presencia en Bogotá de los líderes de la FARC”, dijo en un comunicado que concertó con las más de 30 personas que asistieron a esta última reunión en calidad de promotores del No.

 

Le puede interesar: “El pueblo colombiano habló el 2 de octubre y el Gobierno escuchó”

La propuesta la hizo sabiendo que miembros del Secretariado de las FARC habían llegado a la capital con un propósito: firmar el nuevo acuerdo.

Sin embargo, las FARC no manifestaron intención alguna de aceptar la invitación de Uribe. En vez de eso continuaron con su itinerario y tal como lo tenían planeado se reunieron con el Gobierno para tomar decisiones.

Los miembros del Secretariado fueron los primeros en reafirmar la noticia por medio de sus redes sociales y revelaron las primeras imágenes de la reunión.