“Está fuerte pero hay que sostenerla”, aseguró la presidenta de Abuelas, tras la charla que mantuvo con la dirigente de la Tupac Amaru en el penal de Alto Comedero.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, visitó este miércoles a Milagro Sala en la Unidad Penal de Mujeres de Alto Comedero, en la provincia de Jujuy.

Lo hizo en el mismo día en que la Justicia provincial, comandada por el gobernador Gerardo Morales, suspendió el juicio oral y público que se le iba a iniciar a la lìder de la Tupac Amaru por una infracción contravencional que derivó en su detención y encarcelamiento hace 300 días.

La presidenta de Abuelas expresó haber sentido “una tristeza infinita” al visitar a Milagro y a las otras cinco militantes de la Tupac Amaru detenidas en el penal de Alto Comedero. Remarcó que se trata de mujeres “fuertes, aguerridas” y que “son leonas que van a seguir luchando, como lo hemos hecho nosotras”.

Sobre Sala, Carlotto dijo que “está fuerte pero hay que sostenerla”. “La encontramos bien porque es una mujer muy fuerte, pero es un ser humano y la fortaleza a veces se quiebra”, insistió Estela. “Depende de nuestro pueblo que las cosas cambien”, aseguró la titular de Abuelas tras el encuentro.

La ONU suma presión contra el Gobierno por Milagro Sala

Al pedido del Grupo de Trabajo que considera “arbitraria” la detención de la líder de la Tupac Amaru y reclama al Gobierno su liberación se sumó ahora el respaldo del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) que el martes “examinó” a la Argentina.

Según informó el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que impulsa la liberación de Sala, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) “remarcó que el Estado argentino tiene que cumplir con la decisión del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria y liberar” a la dirigente jujeña.

Por su parte, el Ejecutivo le respondió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que están garantizados los derechos de la dirigente jujeña. También invitó formalmente al Grupo de Trabajo a visitar al país.

Desde la defensa de Milagro Sala dijeron que la eventual visita “no tiene relación con la resolución”. “Esa resolución, Argentina tiene que cumplirla más allá de la invitación. Insisto, la invitación es legítima pero la resolución está hecha para ser cumplida y la invitación debe correr por un canal paralelo”, señala Elizabeth Gómez Alcorta, abogada de Sala.

Por su parte, Amnistía Internacional, ANDHES (Abogados del Noreste Argentino) y el CELS presentaron una nota al Grupo de Trabajo para informar sobre la falta de implementación de la medida. Señalan que“no hemos recibido respuesta alguna a las presentaciones”“La Señora Milagro Sala permanece detenida, cumpliéndose más de 300 días de privación ilegítima y arbitraria de libertad”. Agregan que aunque el gobierno no respondió, “sí en cambio han utilizado los medios de comunicación para desprestigiar al Grupo de Trabajo y desconocer la obligación de cumplir con la decisión de este órgano, adelantando lo que lamentamos podría ser su posición oficial”.

Milagro Sala fue detenida el 16 de enero, acusada de incitación al tumulto por un acampe frente la gobernación jujeña. Si bien le dictaron la excarcelación por esa causa, la dirigente permanece con prisión preventiva en el marco de una segunda causa, por extorsión, defraudación y asociación ilícita