A instancias de una impugnación extraordinaria realizada por el fiscal general José Gerez, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) resolvió anular una sentencia del Tribunal de Impugnación que había permitido aplicar el beneficio de la suspensión de juicio a prueba a un joven acusado por la muerte de dos mujeres a las que atropelló en Junín de los Andes en marzo pasado.

La decisión la tomó la Sala Penal del TSJ, integrada por los vocales Soledad Gennari, Evaldo Moya y Alfredo Elosú Larumbe.

De esta forma, deberá hacerse una nueva audiencia ante un Tribunal de Impugnación con nueva composición, para que se pronuncie sobre el pedido de la defensa del acusado para que le otorguen el beneficio de la suspensión de juicio a prueba.

 

El hecho ocurrió el pasado 12 de marzo y de acuerdo a la teoría del caso del fiscal Adrián de Lillo, el joven Luciano Luchino condujo una camioneta Ford EcoSport sobre la Ruta Nacional 40 alrededor de las 06.00 hs de la mañana.

En un sector próximo al Centro Tradicionalista Huiliches de Junín de los Andes, impactó en forma frontal contra una moto Motomel 150 c.c que circulaba por el carril contrario y en la que iban Rosa Tatiana Millapi Melo y Karina Catalán.

Como consecuencia del impacto, ambas mujeres murieron. El joven realizó la maniobra de sobrepaso en un lugar donde había doble línea amarilla, en exceso de velocidad y con graduación alcohólica en sangre superior a la permitida.

 

Fue acusado del delito de “homicidio culposo -dos hechos en concurso ideal-, ocasionado por la conducción imprudente y antirreglamentaria de un vehículo automotor, como asimismo por la pluralidad de víctimas fatales”.