Capítulo I.

Más de 25 senadores del bloque del FpV/PJ del Senado de la Nación decidieron anoche que no habrá reforma electoral durante 2017. La reunión había sido convocada por el presidente del bloque, Miguel Ángel Pichetto, para llevar una posición de apoyo a la reunión de gobernadores peronistas que se realizará mañana jueves en el CFI, donde se esperaba que los mandatarios apoyaran el proyecto de Mauricio Macri de Reforma Electoral y boleta electrónica.

Los impulsores de la reforma quedaron en minoría. Roberto Urtubey, hermano del gobernador de Salta, Cristina Fiore, también de Salta más Dalmacio Mera de Catamarca y el propio Pichetto quedaron aislados frente a la mayoría de los senadores que tienen más dudas que certezas de una reforma que atrasa en el mundo.

Hoy, luego de ser informado por su hermano, el gobernador Juan Manuel Urtubey, defensor del proyecto, ya aviso en un comunicado que no irá al encuentro del CFI.  Dijo que “cada uno de los actores debería hacerse cargo de lo que piensa y así evitar dilaciones que nunca quedan claras”, demostrando su molestia por la posición de los legisladores.

El presidente Mauricio Macri estaba convencido que el proyecto salía adelante y había puesto a trabajar a Rogelio Frigerio, su principal espada política, pero los senadores nunca aceptaron la propuesta. El gobierno quería que saliera si o si la reforma electoral, de allí que rechazaron una propuesta alternativa de Juan Manuel Abal Medina y Omar Perotti de boleta electrónica sin chip.

Más allá que todos los técnicos que visitaron las reuniones del Senado argumentaron los riesgos de implementar la boleta electrónica, pocos saben que cada chip cuesta 85 centavos de dólar, con lo cual en cada elección nacional había que invertir 70 millones de dólares. Algún senador recordó que con ese dinero se podía pagar la ley de Emergencia Social y hasta parte del Impuesto a las Ganancias.

Hoy el proyecto está muerto, con muy pocas posibilidades que se trate este año, con lo cual no habrá reforma electoral para 2017.

 

Días atrás, leíamos esta noticia en el portal Info135. Antes de confirmar lo que parecía estar definiéndose en esa reunión, preferimos esperar a la reunión de los legisladores con los gobernadores.

 

Capítulo II.

La reunión de gobernadores del Partido Justicialista (PJ) con el Bloque de Senadores del PJ-FpV abordó en la jornada de ayer las posiciones en relación al proyecto de Reforma Electoral e incorporación de la Boleta única y métodos electrónicos que fuera aprobado por la Cámara de Diputados.

 

La discusión se dió en el anexo del Senado y participaron 37 de los 41 senadores del FPV y 10 provincias. Estuvieron los gobernadores Carlos Verna (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Lucía Corpacci (Catamarca), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Casas (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan); los vicegobernadores de Santa Cruz, Pablo González, y de Santiago del Estero, José Néder, y el secretario de Gobierno del Chaco, Horacio Rey.

 

En tal sentido se coincidió en los siguientes puntos:

 

Se recogieron las objeciones que los expertos informáticos presentaron en las reuniones de Comisión, en cuanto a la alta vulnerabilidad de algunos de los métodos electrónicos propuestos, lo cual determina la imposibilidad del apoyo al proyecto tal cual fue aprobado por Diputados.

 

Se coincidió en la valoración positiva de incorporar de manera gradual tecnología que facilite la competencia electoral, identificando métodos que ofrezcan pleno confiabilidad de transparencia para la expresión de la soberanía popular.

 

Se expresó la necesidad de que todo proceso de reforma en cuanto a la forma de votación de los argentinos cuente con el consenso y el acuerdo de las distintas fuerzas políticas, en el marco de un debate profundo que descarte todo tipo de ventajas unilaterales.

 

Se abordó de manera prioritaria y extensa la preocupación central de gobernadores y senadores respecto a la critica situación económica y social que atraviesa las provincias, en relación al empleo, la obra pública y la perdida de poder adquisitiva del salario de los trabajadores formales, informales y desocupados perceptores de asignaciones sociales.

 

Como conclusión, el bloque de senadores del PJ-FpV seguirá analizando herramientas que permitan mejorar el sistema electoral, garantizando plena confiabilidad de resultados y facilitando la competencia política de todas las fuerzas democráticas que participan de la política argentina.

 

Bloque del Partido Justicialista del Honorable Senado de la Nación

 

Oficina de Prensa

 

24 de Noviembre de 2016

 

 

Dos provincias (Entre Ríos y Tierra del Fuego), apoyaron la boleta electrónica que impulsa el Gobierno. El resto, encabezado por Insfrán y Verna, planteó que era imposible aceptarla.

Para el gobierno, es una sonora derrota política en un tema que el propio Macri personalmente convirtió en prioritario, más allá incluso de la voluntad de algunos de sus socios, como la UCR y su estructura territorial.

 

El futuro dirá si se trata de un hábito que no termina haciendo al monje (se verá pronto, en las extraordinarias recién convocadas), o marca un cambio de tendencia en la relación entre el gobierno y algunos sectores de la “oposición responsable” en el Congreso, cuyas cabezas visibles (como Pichetto) sufrieron una brusca desautorización.