Con más de 300 participantes inscriptos, el domingo a las 9 de la mañana se larga desde la Plaza San Martín la 5ta edición de esta prueba.

La Unión Siete Lagos es una competencia de Mountain Bike que ningún amante de las bicicletas puede perderse. El recorrido está enmarcado entre bosques y lagos de la RN40 (Ruta de los 7 Lagos), transitando los 110 km que separan a las ciudades de San Martín de los Andes y Villa la Angostura en la provincia del Neuquen – Patagonia Argentina – . Este camino plantea un reto para los profesionales y a su vez permite la participación de los no tan profesionales y aficionados a esta actividad.

Los ciclistas podrán elegir en participar de forma individual o en posta, esta última especialmente pensada para aquellos que se están iniciando y cada uno de los miembros del equipo recorrerá la mitad de la distancia.

Una de las particularidades de La Unión Siete Lagos es que cada año se cambia el sentido de la competencia, intercambiando la ciudad de largada y llegada para permitir conocer y disfrutar cada una de ellas.

La Unión Siete Lagos, tienen como objetivo el generar un ambiente para que participen todas las personas a las que las apasiona tanto el deporte, la aventura, la vida al aire libre y la naturaleza. El recorrido, garantiza adrenalina, diversión y diversidad de suelos, enmarcados en uno de los paisajes más lindos de la Argentina.

En la ruta de los Siete Lagos, conviven en delicada armonía los lagos: Lacar, Machónico, Falkner, Villarino, Espejo, Correntoso y Nahuel Huapi, contenidos por los parques nacionales Lanín y Nahuel Huapi, que además resguardan arroyos, cascadas, valles y montañas, que pueden observarse desde más de una decena de miradores naturales, ubicados en distintos puntos estratégicos de la ruta.

La competencia cuenta con el aval de las Secretarías de Turismo de San Martín de los Andes, Villa La Angostura y el Ministerio de Turismo de la Nación.

El mes de noviembre, es el elegido, ya que la primavera en la región de los lagos es una de las épocas más lindas del año. La intensidad de los verdes y los azules gobiernan el paisaje, los lupines y retamas, señalan entre azules lavandas y amarillos la serpenteante ruta a transitar.