El concejal del PRO (Cambiemos), Gerardo Schroh, en diálogo con Tiempo del Sur Noticias.

TSN- Nos contabas que estás en la línea de Emilio Monzó, el presidente de la Cámara de Diputados…

GS- Más que en la línea de Monzó, estoy en la línea del diálogo; lo que proponemos es construir desde el espacio del gobierno nacional aquello que lleve al diálogo con los distintos sectores, no sólo de Cambiemos sino en general. ¿O acaso nos creemos que los distintos partidos, con sus objetivos y metodologías diferentes, no quieren un país mejor? Yo no puedo creer que uno quiera un país distinto al que quiero yo o el que quiere el espacio del Presidente de la Nación.

TSN- Hay formas diferentes. La mirada de lo que uno quiere puede diferir en cuanto a qué es un país mejor para vos que para mí.

GS- Un país mejor es combatir las cosas que nos hacen mal: la deserción escolar, el desempleo, el narcotráfico, la inflación, la especulación financiera, otras prioridades. Es decir, logremos acuerdos desde lo mínimo a lo máximo. Por supuesto, como vos decís, los caminos son distintos. La metodología que utiliza el equipo económico del gobierno nacional es distinta de la que llevaba adelante el equipo económico del gobierno anterior o de la que pueda tener el futuro gobierno. Pero si buscamos objetivos en común para combatir esto, yo quiero tener mejor educación, más empleo, que no tengamos inflación, que la salud sea integral e inclusiva para todos. Y no hablo sólo de una política nacional sino de una en nuestra provincia, que fue por muchos años un ejemplo en Latinoamérica, no sólo en Argentina, en materia de salud y de educación. Hay que Planificar. Hoy se ha desbordado todo y estamos colocando la mirada sólo en lo hidrocarburífero, que es una fuente económica importante, pero también lo energético. Vamos a contribuir con (el proyecto) Chihuidos, y a defender todos los proyectos que signifiquen un bienestar para el sanmartinense, para el neuquino y el argentino.

TSN- Sin embargo, en el caso de Chihuidos, parece haber una diferencia entre lo que se dijo y lo que se hace.

GS- Difiero un poco con lo de Chihuidos. No lo conozco concretamente, por eso me imagino que están manejando información quienes conducen a la provincia y la nación, pero, como neuquino lo digo, si Chihuidos no ha salido hasta ahora, y hablo sin despreciar ni subestimar lo que se ha hecho, tanto el gobierno anterior como éste, que lleva poco más de once meses, deben estar procurando buscar la mejor solvencia financiera y económica para sostener en el tiempo un proyecto de esa envergadura, y Neuquén lo necesita, no sólo para las comunidades que están alrededor, lo necesita para generar más puestos de empleo y no tener que comprar más energía. Hay que tener esta fuente de energía propia, que así y todo no va a alcanzar, habrá que generar otros proyectos.

TSN- Hasta ahora queda como una expresión de deseos, en relación a lo que deberían estar haciendo, pero hay que ver si realmente se concreta.

GS- Están en esa búsqueda, de bajar las tasas de financiamiento externo. De qué modo lo está trabajando el gobierno nacional o cómo lo está apoyando provincia, no lo sé. Creo que la discusión hoy está frenada en algún lado y creo que sería interesante entrevistar a alguien de la provincia que maneje esa información, sea el Ministro de economía de la provincia o el Gobernador, o inclusive alguien de Nación.

TSN- Soledad Martínez (Intendente de Zapala) dijo que la situación de Chihuidos es una mala noticia, y que denota falta de planificación.

GS- Soledad lo debe utilizar como una oportunidad política para defender a su comunidad, como lo haríamos nosotros acá, o Brunilda desde su espacio político, pero así y todo, quedó ahí, en meras expresiones de deseo, y la entiendo: como intendente de la ciudad de Zapala, donde existe una expectativa enorme, y no sólo allí, sino en Añelo, Plaza Huincul, Cutral Co, Loncopue, todo alrededor… Nosotros tenemos que pensar y prever o planificar una provincia distinta, donde se puedan sentar todos los espacios políticos. Por eso es que ahora nosotros, a través de un proyecto de algunos bloques acá en el Concejo, proponemos la revisión de la Coparticipación. ¿Por qué seguimos siendo coparticipados por 17 mil habitantes, cuando la realidad dice que sólo los votantes ya son 23 mil? Y no hablemos de la realidad actual de nuestra localidad que anda por los 40.000 habitantes.

TSN- Es la eterna discusión.

GS- Es de una necedad increíble no actualizar los números. Es tremendo que nosotros no nos demos cuenta de que ya votamos 23 mil, más allá del censo del 2010, que no estuvo bien realizado, por diversas razones, ya que justo ese día fue un día de convulsión social por la muerte del ex presidente Néstor Kirchner.   Digo: que hay que replantear la coparticipación. El 70% de la coparticipación se mide por la población que vos tenés y el 30% sobre todo el resto de los índices económicos y de cumplimiento administrativo de cada uno de los municipios. No es tirar el tema como lo hizo el Gobernador, o la reunión futura que puedan llegar a tener los intendentes. Creo que las comunidades que están siendo hoy perjudicadas, porque hay algunas que reciben mejor trato, reúnan a sus funcionarios, sus asociaciones intermedias, busquen una alternativa distinta y fijen una posición. Esto es lo que estamos intentando hacer, inclusive con la participación del mismo ejecutivo.

TSN- Vos fuiste parte de esta Ordenanza histórica de Ordenamiento Catastral del Territorio Comunitario Mapuche, votada la semana pasada. ¿Cómo la viviste vos, desde condición de nacido en San Martín de los Andes?

GS- Me parece que es ir dando pasos profundos en un tema que es muy sensible y delicado. Hace un par de años era una división tremenda entre las comunidades originarias y los huincas. La verdad, eso, para mí, no existía cuando yo era niño. Convivíamos todos en la misma comunidad, íbamos todos a la misma escuela, nos atendíamos con los mismos médicos, íbamos a comprar a los mismos lugares. De hecho, cuando íbamos de campamento con la escuela no teníamos que pagar ningún impuesto ni había tranqueras para entrar a una tierra, sólo había que pedir autorización.

TSN- Eso tal vez fuera la mirada desde este lado, pero no era lo mismo del otro. Recuerdo las descalificaciones hacia “los indios” como algo bastante extendido.

GS- Existían. Yo tengo una educación de principios, que me han dado mis padres y que agradezco todos los días, cristiana, católica, donde al otro se lo respeta como a un hermano tuyo. Las diferencias que existían se daban porque vos ibas a una u otra escuela o porque tenías acceso a determinadas cosas;  yo por mi parte no tenía acceso a algunas cosas, como andar a caballo, tener animales y huertas. Si querés, “les envidiaba” lo que ellos tenían y a lo que no podía acceder, porque vivía en el pueblo. Pero cuando nos juntábamos, participábamos y jugábamos sin diferencia alguna. Hoy  recuerdo jugar en los recreos con Cayún, Curruhuinca, Colipán, toda gente simple, sencilla, , que podía convivir con ellos  y no existía ningún resquemor. Al contrario, uníamos. Y de golpe, la sociedad ha ido cambiando por muchas razones, nos encontramos con esta división, que vaya a saber por qué y dónde se origina. Podemos sacar un montón de conclusiones, pero como pueblo no nos podemos dar ese lujo de dividirnos: somos cuatro gatos locos, y más allá de haber nacido acá o no, nos conocemos todos o casi todos, por lo tanto deberíamos apuntar a ello.  No es una discusión de bandera sí o bandera no, por eso, volviendo a tu pregunta, el reordenamiento territorial me parece fundamental porque es darle atributos al espacio de las comunidades y a que la municipalidad pueda tener una fiscalización ordenada y no terminar en discusiones que terminan erosionando la relación entre los vecinos. A las comunidades les viene muy bien para, en sus tierras, generar también un orden, una organización, y finalmente poder planificar.

TSN- Estaban muy conformes.

GS- Por supuesto. Fue algo que realmente sirvió. La Mesa intercultural tiene una utilidad enorme y yo creo que la va a tener en el tiempo. El otro día, hablando con Ariel Epulef, lonko de la comunidad Curruhuinca le decía “el año que viene voy a participar de la Mesa” y él me decía “venga, participe”, y  hoy es que no puedo participar en todo, nos dividimos un poco las tareas, así que el año que viene voy a estar trabajando allí con ellos.

TSN- Te llevo a un caso conflictivo a nivel nacional, que lleva casi un año, que es la detención de Milagro Sala. ¿Cómo ves esa detención y la argumentación con la que tanto Morales como Macri la justifican?

GS- No conozco en profundidad el tema, pero creo que hay que dejar actuar a la justicia. Si se cree que Milagro Sala cometió malversación de fondos, es la justicia la  que tendrá que buscar todos los argumentos y todas las respuestas, como para cualquier argentino. Si es un tema político, me parece que hay que alejarlo de ese enfoque y objetivarlo en la justicia.

TSN- Porque hay como una cuestión de diferente vara. Hay una detención prolongada y no hay sentencia.

GS- Sé del tema lo que leo en los diarios o veo en televisión. Si vos me decís “¿te pusiste a estudiar el tema?” te digo que no, prefiero estudiar los temas nuestros, los que nos rodean, pero sí creo que hay que dejar actuar a la justicia. No involucrar los poderes porque eso genera distorsión y alguna mala intención, por llamarlo de algún modo, tanto de unos como de otros. Son argumentos que se usan para defender los propios argumentos. Dejemos que actúe la justicia, y la justicia va a decir si Milagro Sala hizo las cosas como corresponde o no.

TSN- Hay un planteamiento de la ONU pidiendo la liberación. No que se suspenda el proceso judicial, pero sí la detención

GS- Ella fue elegida parlamentaria del Parlasur. No sé si tiene fueros.

TSN- No tiene fueros, nunca asumió. Pero más allá de eso, el pedido es que se cumplan los debidos procesos legales en una provincia como Jujuy, donde la justicia aparece muy comprometida políticamente.

GS- No lo sé, pero en general en las provincias los poderes judiciales están relacionados con los ejecutivos. No es como la Corte Suprema de Justicia, que es un poder realmente objetivo, con jueces probos. Debería ser así en todos lados: en las provincias, en las localidades. A mí me gusta más la objetividad. Si tuviera la posibilidad de charlar con un juez le diría que mantenga a rajatabla su objetividad y que no prescinda de eso, porque es lo que lo va a sostener en su posición. Nosotros queremos jueces que actúen bien y objetivamente y que nos generen confianza, como también esperamos lo mismo de los políticos, los legisladores.

TSN- Volviendo a San Martín, un tema que generó mucha controversia fue el tema de la marina, sobre el que hubo posiciones muy diferentes. Tu planteo fue de acompañamiento al proyecto, pero observando que faltaba mucha discusión todavía, y la participación de muchos actores. Esa postura no fue acompañada por tus compañeros de bancada.

GS- Sí, se va rotando en esta discusión. Ahora la marina es un tema que se ha enfriado. Yo sostengo que todos los proyectos que traigan un bienestar a la comunidad de San Martín de los Andes, mínimamente los tenemos que estudiar, no podemos rechazarlos ni darles tratamiento favorable por que sí. Ni una ni otra cosa. Que se respeten los pasos indicados protocolar o administrativamente. Si hay que conformar una audiencia pública, hagámosla. Si hay que decirle a los desarrolladores que presenten todo lo que corresponde a los organismos del ejecutivo, que lo hagan. Pero no trabarlos porque sí, hasta que no demos una discusión final. Creo que el CoPE lo está haciendo, aunque es no vinculante es muy importante, porque ahí participan distintas organizaciones. Nosotros, desde el Concejo, salvo esa comunicación que salió, esperamos que fluya un poco para ver dónde se para, porque no podés decir no sin ver y estudiar cómo es  realmente la cosa. Personalmente, Cuando tengo una duda me siento con los desarrolladores y les voy acercando las distintas inquietudes u observaciones que me llegan de la gente, y eso ayuda a realizar los replanteos necesarios. También hemos incorporado la opinión de otros concejales y todo contribuye a mejorar el posible proyecto. Creo que se pueden mejorar esos sectores de la costa, en coordinación con Parques Nacionales y el Municipio.  Trato de hacer las cosas como corresponde y que todos participemos, y no plantear un obstáculo sin la posibilidad de discutirlo.

TSN- En una de las últimas sesiones del Concejo hubo un cortocircuito con el concejal Sebastián D’Amorim (presidente del bloque PRO). ¿Cómo ves el futuro del trabajo en conjunto?

GS- Por lo que hablo con mis colegas, todos los bloques tenemos discusiones internas y diferencias en la mirada o en la óptica que tenemos sobre determinados proyectos, sobre la misma realidad de cada uno trabajando acá en el Concejo. En la sesión a la que hacés referencia, planteamos públicamente una diferencia con Sebastián, pero eso no significa que tengamos todas las diferencias con él o con Liliana Ramos. En este caso, yo coincido con el presidente del Concejo en que ya tenemos comisiones que funcionan y pueden hacer el seguimiento de la ejecución del proyecto del Parque lineal. No veía la necesidad de crear una nueva comisión. Una, porque cuantas más comisiones hay, más se dificulta la participación de los concejales, en segundo lugar porque no era necesario crear una comisión específica sobre ese tema, y tercero porque yo había hablado con la Ing. Ftal. Sara Castañeda y ella me había dicho que se tiene que formar necesariamente una comisión que esté integrada por distintos actores o miembros para hacer el seguimiento, porque son fondos que vienen de Nación y de provincia y también hay aportes locales. Es decir, son tres jurisdicciones que participan brindando fondos y ejecutando el proyecto siendo necesario que esos fondos estén, de algún modo, dispuestos y tratados correspondientemente para que se apliquen sin ningún tipo de distorsión, ya que tienen un objetivo específico. Este Parque lineal Pocahullo va a ser una obra espectacular, y viene de la época de Juan Carlos Fontanive, desde la recuperación de la democracia y desde entonces todos los intendentes lo han ido empujando un poquito y mejorándolo. Pero volviendo al tema, siempre van a encontrar diferencias entre los distintos miembros de cada bloque. Si vos me preguntás a futuro, no lo puedo predecir. No acompaño lo que no es debido, si yo veo que la relación con alguno de mis colegas no es la debida, alguien tendrá que tomar una decisión, pero no soy de planificar cómo voy a sacarme de encima o dividir. Por el momento todos estamos trabajando en conjunto.