El presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FPV) cuestionó el despacho del proyecto de la reforma electoral votado ayer en comisión porque fue “inconsulta”, “había reuniones pendientes” y no existió la “discusión necesaria”.

“El MPN logró este fin de semana los acuerdos y apuró el despacho de forma inconsulta” explicó el presidente del bloque del Frente para la Victoria Guillermo Carnaghi sobre la firma del despacho del proyecto de reforma electoral de la provincia, que se aprobó ayer en la comisión de Asuntos Constitucionales de la Legislatura.

Carnaghi indicó que “se aprobó un despacho que nosotros tuvimos recién esta mañana, mientras que en el cronograma que se había acordado en labor parlamentaria había una reunión pendiente para discutir las PASO, y otra para acordar los mecanismos de democracia semi directa”.

Para el legislador del FpV, lo que hubo “es un apuro que es injustificado” porque se votó un despacho “sin la discusión necesaria” de una reforma electoral “que se va a aplicar recién en el año 2019” y agregó que “distinta es la situación de Nación, porque lo que se apruebe en el período extraordinario tiene aplicación para el año que viene”.

Una de las razones que aluden los diputados del FPV y de la oposición, es que la inclusión apresurada de la boleta única electrónica, tiene que ver con una estrategia del gobierno nacional, explicitada por el jefe de gabinete, Marcos Peña, de que una vez que se apruebe en las provincias, buscarán implementarla a nivel nacional.

“El apuro tiene que ver con este alineamiento que tiene el gobernador con el gobierno nacional, ha sido muy desprolija la forma en que se llevó adelante esta discusión, y con un apuro innecesario, para tratarla sí o sí en la última sesión del año”, afirmó Carnaghi a Va con Firma .

“Hay un apuro generado por el gobernador de la provincia a su bloque, contra todo lo que se había acordado de llevar una discusión lo más ordenada posible; quedaron temas pendientes, y en general se discutió muy poco, más allá del tiempo que pasó desde que fue presentado: fueron dos reuniones de comisión, en una se discutió el financiamiento y la campaña, y en otra se discutió y no se definió nada sobre el instrumento de elección”.

El despacho se aprobó con nueve votos aportados por los bloques del MPN, Adelante Neuquén, UP-UNA, FRIN, UCR y Pro; y la iniciativa continuará su tratamiento legislativo en la comisión de Hacienda y Presupuesto, y será debatida en el recinto en las sesiones previstas para el 13 y 14 de diciembre.

La postura del bloque del FPV explicitó diferencias en la necesidad de incorporar las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y en la implementación de la boleta única electrónica.

“Nosotros habíamos planteado la boleta única en papel, que da respuesta a esta demanda de los robos de boleta en el cuarto oscuro, a la falta de fiscales y a los votos en cadena; y es el instrumento que la mayoría  de los países hoy están utilizando; incluso han retrocedido del sistema electrónico al  de papel porque es más confiable, más seguro y más económico”, concluyó Carnaghi sobre su posición.

Apoyos y detractores

El FPV no fue la única fuerza que se opuso al despacho de mayoría que presentó el MPN en el día de ayer. Jesús Escobar, diputado de Libres del Sur, indicó que “no es nada bueno para los neuquinos, acá quién ha ganado ha sido Buenos Aires, es un mandato desde la Casa Rosada que tiene intereses de negocios, y se abre con este sistema de voto la posibilidad de fraude”. Y agregó que “Buenos Aires le ha torcido la mano al gobernador”.

Mario Pilatti, presidente del bloque del MPN, indicó que la iniciativa permite la existencia de listas colectoras, que no incluía el proyecto presentado por Gutiérrez, y reconoció que ese punto “fue prenda de negociación para construir mayorías”.

Su compañero de bloque, Claudio Domínguez, defendió la seguridad del sistema de votación y aseguró que “no se puede hackear porque no hay conexión a internet”.

Para Damián Canuto, del Pro  “descalificar esto como que se hizo entre gallos y medianoche, corre por cuenta de quienes en realidad no participaron de la discusión porque nunca quisieron participar”.

Y defendió la postura del gobierno nacional que propone la implementación de la boleta única electrónica. “Creemos que tiene que ser una demostración de confianza para el gobierno nacional, manifestando nuestra posición de que creemos que un sistema electoral tiene que modernizarse, y tiene que utilizar la boleta única electrónica”.

El diputado Raúl Godoy del PTS-FIT sostuvo, que poner a consideración un proyecto de 36 páginas para sacar despacho en el mismo día es “una desprolijidad y un despropósito” y opinó que se trata de “una reforma cosmética mínima que deja lo esencial del sistema”. “La implementación de la boleta única electrónica no prosperó a nivel nacional porque quedó demostrada la vulnerabilidad del sistema”, destacó.

Estuvieron presentes los diputados Mario Pilatti, María Laura du Plessis, Raúl Podestá, Pamela Mucci, Raúl Godoy, Jesús Escobar, Guillermo Canaghi, Juan Monteiro, Eduardo Fuentes, Sergio Gallia, Damián canuto, Claudio Domínguez, Alejandro Vidal, Carlos Sánchez, Francisco Rols, Encarnación Lozano y Santiago Nogueira.

Fuente y foto: Va con Firma