Este domingo se embarcaron 47 toneladas de cerezas pertenecientes a establecimientos de Neuquén y Río Negro. La exportación directa desde la zona aumenta la competitividad de la producción local en el mercado internacional.

Productores del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, a través del trabajo conjunto de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados y de instituciones públicas de la provincia del Neuquén, concretaron ayer la segunda exportación directa de 47 toneladas de cerezas desde el aeropuerto internacional Juan D. Perón. La carga proveniente de cinco establecimientos de la zona tuvo como destino final Miami, Estados Unidos.

La iniciativa se llevó adelante con el acompañamiento del gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Producción y Turismo, el Centro PyME-Adeneu y la secretaría del COPADE, y la colaboración del depósito fiscal, Aduana, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y exportadores privados.

Facundo López Raggi, gerente general del Centro PyME-Adeneu, explicó que “nos toca colaborar con los exportadores en organizar todo lo que es la infraestructura previa al vuelo, que tiene que ver con el acondicionamiento de los hangares para poder hacer la carga y transferencia con todas las exigencias que requiere Senasa y la normativa internacional, porque este vuelo tiene como destino Miami y tiene requisitos sanitarios específicos”.

Por su parte el titular de Vista Alegre SRL, Carlos Enriquez detalló que las empresas que exportaron en esta oportunidad fueron Cerezas Argentinas, Cecco y la empresa Miele, de Río Negro, y por Neuquén Frutos del Chañar y Vista Alegre SRL. El empresario destacó que “poner el producto en el hemisferio Norte en menos de 24 horas es fantástico porque la calidad se mantiene intacta”, y señaló que exportando desde Neuquén “se gana tiempo, y el tiempo es dinero”.

“Fundamentalmente el Centro PyME y el gobierno de la provincia del Neuquén desde el inicio creyeron en este proyecto. La verdad es que lo han apuntalado y nos sentimos muy contenidos y muy cercanos. Esta es la manera de trabajar entre el sector público y privado, que tienen que trabajar en forma mancomunada para que estas iniciativas se puedan realizar”, dijo Enriquez y explicó que la cereza de la región es reconocida por su calidad en todas partes del mundo y que dicha producción en la región es complementaria a los cultivos tradicionales del Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

López Raggi detalló que en la actualidad existen 700 hectáreas de producción de cereza en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, y que dicha región aporta el 70 por ciento del volumen de producción exportable de la Argentina. “Actualmente se están exportando 3.800 toneladas de cereza, la mayoría vía aérea saliendo de Ezeiza y unas 700 toneladas vía marítima. Dentro de dos años la producción va a estar llegando a las 5.000 toneladas, por lo cual se hace necesario desarrollar este aeropuerto porque Ezeiza va a estar cada vez más saturado. Ezeiza y Tucumán, ahora sumamos Neuquén, son tres aeropuertos que están haciendo carga aérea y exportación directa”, comentó.

En 2014 se realizó la exportación directa de 110 toneladas de cerezas desde el aeropuerto de Neuquén, primer precedente que el año pasado se vio interrumpido por diversos factores. Con la exportación realizada ayer, se espera continuar con las gestiones para consolidar a la estación aérea local como aeropuerto de carga y punto de conexión comercial directa de la Patagonia con otros puntos internacionales.

Unificar las potencialidades de logística y producción

La gestión de la exportación es síntoma del trabajo coordinado desde hace años entre la cámara que nuclea a los productores de cereza y al Centro PyME-Adeneu, en representación del gobierno provincial. López Raggi indicó que “desde el Centro PyME-Adeneu trabajamos con la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados, que está conformada por productores de Neuquén y Río Negro como también de Mendoza, Chubut y Santa Cruz”.

En el espacio de trabajo, coordinado por un técnico de Centro PyME-Adeneu, “se está trabajando en el tema de autorización de productos en post-cosecha, en la apertura de mercados externos con Nación vinculado a Cancillería. Hay una serie de actividades vinculadas al plan de acción junto con la cámara a lo largo del año”.

Si el aeropuerto neuquino se consolida como aeropuerto de carga y exportación directa podría acompañar el potencial productivo que posee la cereza en la región. Los productores locales “han puesto variedades y sistemas de plantación que permiten que Argentina pueda salir antes que Chile (principal competidor de la región) y saliendo vía aérea con la cereza primicia permite entrar a mercados como China y Hong Kong. Por lo tanto, la logística pasa a ser un tema de competitividad para el sector”.

El funcionario provincial señaló que es vital “trabajar en logística y aspectos sanitarios pensando principalmente en China que está pagando los mejores precios”. En el país el aeropuerto de Ezeiza, de Tucumán y ahora el de Neuquén realizan carga aérea y exportación directa.

López Raggi señaló además que “este es un tema muy importante que se puede desarrollar ahora con la cereza y desde la provincia estamos trabajando también con otros operadores privados para tratar de acercar otros negocios. Está el tema del salmón chileno, lo que implica para la actividad hidrocarburífera la importación de algunos equipos y hay mucho movimiento de equipamiento para hacer mantenimiento en el exterior que después vuelve. Digamos que existen diversas actividades como para mantener al aeropuerto de carga operativo para todo el resto del año”.

Fuente y foto: Neuquen Informa