XXXVI Marcha de la Resistencia

La Madre de Plaza de Mayo de la filial Neuquén y Alto Valle sostuvo que “la memoria no es sólo recordar, es comprometerse con los hechos que han pasado”. La convocatoria es para hoy a las 20 en el monumento a la Madre.

“Tenemos el entusiasmo de siempre, nos sentimos muy acompañadas, con el deseo de reencontrarnos con tantos compañeros y de reafirmar nuestro compromiso con los 30.000 desaparecidos”, afirmó Lolín Rigoni, una de las Madres de Plaza de Mayo, filial Neuquén y el Alto Valle.

Con el lema “Nuestras consignas, vigentes; nuestra lucha, inquebrantable, con los 30.000 presentes”, se va a realizar este sábado a las 20 en el monumento a la Madre, la marcha de la resistencia número 36 en la región. “Nuestra lucha representa la coherencia de la filial de Neuquén y Alto Valle, porque nosotras nunca dejamos de hacer la Marcha de la Resistencia, y nos sentimos muy satisfechas por eso”, afirmó Rigoni.

Sobre la sentencia del juicio de la Escuelita IV, que se conoció el 30 de noviembre, Rigoni dijo que  “fue también muy acorde con el veredicto, unas condenas muy pobres, mínimas” y agregó que “por más condenas que le pongan a estos genocidas, asesinos, nunca jamás se va a reparar el daño que hicieron; entonces tenemos que tratar de repararlo nosotros de otra manera, comprometernos en causas justas para que las generaciones venideras tengan referentes”.

Para Rigoni, “el callarse es otra tortura, el ocultar la verdad es otra tortura, que nos digan quién los mató y por qué; y dónde están, han pasado 40 años y ellos lo pueden decir, eso es lo que más nos indigna”.

En cuanto a las declaraciones del presidente Mauricio Macri, Rigoni afirmó que antes de asumir “no le dio ninguna importancia a los Derechos Humanos, y hasta dijo que era un negocio; por eso como siempre, dependerá de nosotros y de una oposición que cumpla y que tenga memoria”.

“La historia la hacemos todos, y la memoria no es sólo recordar, es comprometerse con los hechos que han pasado; y esto pasó, no pasó en España, ni en Rusia, ni en Estados Unidos; y nos pasó a nosotros, hay testigos y hay pruebas, ¿Quién puede dudar de que hubo un genocidio?”, se preguntó.

Rigoni destacó que están muy preocupadas “porque hay un abandono de la Salud, de la Educación y del Trabajo, tanto a nivel nacional como provincial; y eso también nos preocupa porque tenemos los pies sobre la tierra”.

“Está pasando también en América latina, los poderosos no se resignan a perder nada, quieren todo; por eso la lucha es muy dura, pero es un desafío que nos marca la vida y tenemos que responder”, concluyó.

Fuente y foto: VCF