Este lunes se registró en la capital provincial un enfrentamiento frente al Sindicato de Petróleo, que conduce Guillermo Pereyra.

Hasta ese lugar llegaron integrantes del Partido Obrero para manifestarse por los 100 obreros despedidos de YPF-SP, San Antonio Internacional (SAI), SP, Petroneu, HP.

Uno de los damnificados,  César Parra, denunció que mientras protestaban por la falta de respuestas del sindicato a la crisis del petróleo, una patota llegó al lugar y les empezó a pegar, y que la policía no hizo nada para impedirlo. Parra y otros dos manifestantes,  Pablo Giachello y Oscar Ross, recibieron asistencia médica en el hospital Castro Rendón.

Desde el Partido Obrero consideran que las empresas petroleras no acataron la conciliación obligatoria y están preparando una nueva ola de despidos, lo que motivó la movilización.

Pablo Giachello, dirigente regional del PO, perdió temporalmente el conocimiento por los golpes. En un comunicado aseguró que realizarán una denuncia penal contra Pereyra por su responsabilidad en el ataque.
“En el gremio petrolero, a pesar de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo el martes 6, tras la segunda jornada de paro producto de que están en peligro miles de puestos de trabajo, los telegramas de despido siguen llegando a la casa de los petroleros”, agregó.

 

 

Fuente: Neuquen al Instante / Neuquen 24 horas