River Plate se adjudicó la Copa Argentina al vencer en un partidazo a Rosario Central, por 4 a 3, y se clasificó a la Copa Libertadores de América 2017, encuentro que se jugó en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba ante más de 55.000 personas.

Los goles del elenco vencedor fueron anotados por Lucas Alario en tres oportunidades (10m. PT, 39m. PT, ambos de penal y 26m. ST) y el uruguayo Iván Alonso, en tanto que para los rosarinos anotaron Damián Musto (25m.) y Marco Ruben, que marcó por duplicado (29m. PT y 18m. ST).

Así, los dirigidos por Marcelo Gallardo se quedaron por primera vez con la Copa Argentina desde que volvió a disputarse con la edición 2011-12, en tanto que los dirigidos por Eduardo Coudet sumaron su tercera derrota consecutiva en esta instancia final, luego de caer en 2014 ante Huracán y el año pasado frente a Boca Juniors en el partido del polémico arbitraje de Diego Ceballos.

El primer tiempo tuvo de todo, porque a los cinco minutos llegó la primera polémica cuando cayó en el área rival el colombiano Teófilo Gutiérrez, quien reclamaba un agarrón de Leonardo Ponzio, pero para el árbitro Patricio Loustau no hubo falta.

No se acomodaba ninguno de los dos en el campo hasta que a los ocho minutos armaron una buena pared entre Andrés D’Alessandro, Alario e Ignacio Fernández, para que la pelota le llegue a éste último, que quedó mano a mano con Sebastián Sosa, y cuando se aprestaba a definir Musto lo bajó desde atrás y Loustau marcó la pena máxima. Penal que el goleador Alario convirtió con un remate bajo, apenas recostado sobre el palo derecho del uruguayo Sosa, que fue al otro lado y no pudo evitar la caída de su valla.

Lucía levemente mejor River, mientras que los rosarinos caían en imprecisiones y su hinchada comenzaba a inquietarse, cuando a los 25 minutos un pelotazo largo desde tres cuartos de cancha llegó al área riverplatense, el arquero Batalla no pudo domina y reclamó que lo cargaron de manera ilegal, y la pelota le quedó a Musto, que con el arco libre solo tuvo que empujar al gol para decretar el 1 a 1.

Con un importante envión anímico, Central volvió a convertir cuatro minutos más tarde en una jugada que dominó por el sector izquierdo Gutiérrez y habilitó con un pase perfecto a Ruben, quien bajó la pelota con mucha calidad, y de pierna izquierda tocó rápidamente el balón para acomodarlo junto al palo izquierdo de Batalla, que nada pudo hacer, y los rosarinos se adelantaron 2 a 1.

La fiesta en el Kempes se teñía por unos minutos de azul y amarillo hasta que el lateral ‘millonario’ Jorge Moreira encontró con un pase profundo a Alario, y cuando el goleador quiso girar en el área fue sujetado y derribado por Dylan Gissi para que Loustau marque un nuevo penal, otra vez fue ejecutado por Alario, que ahora esquinó un poco más su remate y dejó el resultado 2 a 2 antes del entretiempo.

Bajó el ritmo del juego en el inicio del complemento, parecía que River estaba más cómodo con más participación de Ponzio y Gonzalo Martínez en el zona media, pero sin tanto peso ofensivo de Alario y Sebastián Driussi, en tanto que en los rosarinos comenzaba a gravitar Giovani Lo Celso, que aportaba claridad detrás de los delanteros.

Fue justamente el hábil volante ofensivo quien encabezó un ataque a los 18 minutos, trasladó desde el medio hasta el sector izquierdo para la subida de Jonás Aguirre, éste remató por abajo, Batalla no pudo contener, y en el rebote estaba el atento Ruben, que empujó el balón por arriba del arquero para dejar nuevamente arriba a los de Rosario.

Lo Celso lo tuvo a los 23 minutos para ampliar la diferencia, pero su potente remate fue bien contenido por Batalla con una gran estirada.No encontraba la pelota River, lucía perdido por el campo de juego, y en una apuesta fuerte Gallardo mandó a la cancha a los uruguayos Rodrigo Mora y Alonso por D’Alessandro y Martínez, y le salió bien porque rápidamente logró el empate con el tercer tanto de Alario, que capitalizó un pase del ingresado Alonso y puso el 3 a 3.

Tres minutos más tarde se invirtió la fórmula y ahora fue Alario el que bajó el balón de cabeza desde el segundo palo para el ingreso de Alonso, que de frente al arco mandó la pelota al fondo de la red y así River volvió a dominar en el marcador.

Las esperanzas de una nueva igualdad de parte de los ‘canallas’ se diluían con el correr de los minutos, y más aún con la expulsión del goleador Ruben por un golpe contra el juvenil Lucas Martínez Quarta.

Con un hombre más River llevó el juego lejos de su arco y solo pasó zozobras cuando en tiempo de descuento lo tuvo Teo Gutiérrez, pero le taparon el remate dentro del área chica.

Fuente: Mejor informado