La Justicia consideró que la venta de la empresa no estuvo “condicionada por la comisión de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar ocurrida en la Argentina”.

El juez federal Julián Ercolini sobreseyó este viernes a los directivos de diarios acusados en el marco de la causa en la que se investigaba la transferencia de acciones de la empresa Papel Prensa durante la última dictadura militar, la que finalmente dio por cerrada.

Ercolini, que ya había rechazado el pedido de indagatorias a los directivos imputados, finalmente sobreseyó a Ernestina Herrera de Noble y Héctor Magnetto (Grupo Clarín), a Bartolomé Mitre (La Nación), a Raymundo Podestá, exsecretario de Estado de la dictadura, y al abogado Guillermo Gaínza Paz.

El fallo del titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 10 señala que “no han logrado probarse las hipótesis de imputación” y descartó que la venta de la empresa “hubiera estado condicionada por la comisión de delitos de lesa humanidad”.

Papel Prensa pertenecía al financista David Graiver, cuya muerte en 1976 en un accidente aéreo en México hizo que el paquete accionario pasara a manos de su esposa, Lidia Papaleo, y de Rafael Ianover.

Ambos denunciaron en 2010 -con el respaldo público de la expresidenta Cristina Kirchner- que durante la última dictadura militar fueron secuestrados y obligados a ceder bajo torturas y amenazas la titularidad de Papel Prensa a una sociedad mixta formada por el Estado y los diarios Clarín, La Nación y La Razón.

Fuente: Noticias Argentinas