El juez federal Julián Ercolini procesó a la ex presidenta, Cristina Kirchner, por asociación ilícita y administración fraudulenta agravada, cargos por los que también procesó al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, al ex secretario de Obras Públicas, José López, y al empresario Lázaro Báez, entre otros, cuya imputación había sido pedida por los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques – hermano del viceministro de Justicia, Juan Bautista Mahiques- en base a un informe de Vialidad Nacional que, según los abogados de la ex mandataria, contradice los argumentos del llamado a indagatorias original de los propios fiscales.

El mismo juez que la semana pasada sobreseyó a Héctor Magneto, Ernestina Herrera de Noble, Bartolomé Mitre y Guillermo Juan Gainza Paz, en la causa de Papel Prensa, sin haberles tomado declaración indagatoria, y que desestimó las acusaciones contra los propietarios y gerentes de los diarios Clarín, La Nación y La Prensa que se quedaron con las acciones del Grupo Graiver y se asociaron con el Estado, representado entonces por la dictadura –en noviembre de 1976–, ahora acusó a Cristina Kirchner y al resto de los procesados de haber “formado parte de una asociación, la que habría funcionado al menos entre el 8 de mayo del año 2003 y el 9 de diciembre de 2015, destinada a cometer delitos, para apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada de los fondos asignados a la obra pública vial, en principio, en la provincia de Santa Cruz”.

 

Fuente: Página 12