Sumadas a la instauración del salario mínimo profesional y la prevención de la trombofilia, el veto presidencial ahora recayó en la expropiación del hotel Bauen. Eran leyes que habían recibido la aprobación final en el Senado, en noviembre pasado, sobre el filo de la conclusión del período ordinario de sesiones. Como el Parlamento entró en receso la semana pasada, tras la votación de Ganancias, los vetos no podrán ser revisados en ambas cámaras hasta entrado el 2017.

La objeción al traspaso del hotel a la cooperativa de trabajadores que tomó el manejo en 2003, había sido anticipada por medios oficialistas. La resolución se terminó de definir ayer a última hora, según confirmaron fuentes de la Casa Rosada a Clarín. Los otros dos vetos fueron publicadas temprano en la primera edición posnavideña del Boletín Oficial.

La ley de expropiación del Baue fue promovida por Carlos Heller en Diputados, donde su proyecto se unió al de otros bloques para ser aprobado en 2015. El 30 de diciembre el Senado lo aprobó por 39 votos contra 17 de Cambiemos. Y la jefa del bloque oficialista, Laura Rodríguez Machado, preanunció la actitud del Presidente, al advertir que el Estado no podría hacer frente a los 30 millones de dólares que estimó necesarios para cumplir con la ley.o como senador. Establece una remuneración básica por categoría profesional en cada actividad.