El vehículo del presidente Mauricio Macri fue apedreado durante su trayecto a un acto en Villa Traful.

A través de un comunicado oficial, Presidencia de la Nación informó que “un grupo de alrededor de diez personas lanzó piedras al vehículo, provocando la rotura de dos vidrios del rodado”.

Según testimonios en el lugar, la protesta se desconcentró por el accionar de efectivos de la Policía Federal y grupos de Fuerzas Especiales.

Desde Presidencia se aclaró que Macri no sufrió lesiones y su agenda continúa de forma normal.