El fiscal general de Neuquén, José Gérez, anunció que los siete demorados por el piedrazo arrojado a la camioneta del presidente Mauricio Macri en Villa Traful recuperaron la libertad y “quedaron desvinculados administrativamente” del caso.

“En ningún momento hubo personas detenidas”, aclaró el funcionario del Ministerio Público y resaltó que los siete manifestantes que fueron demorados “habían entrado a una cabaña porque no querían ser identificados” por los policías provinciales.

Gérez precisó que tras su aprehensión en la vivienda de montaña “fueron trasladados a San Martín de los Andes a los efectos de fehacientemente lograr su identificación y una vez que terminaron ese trámite quedaron administrativamente desvinculados”.

Este mediodía se dispuso que la justicia federal tendrá la potestad de llevar la investigación abierta por los daños que sufrió la camioneta en la que ayer se trasladaba el presidente Mauricio Macri en Villa Traful.