Aquí fue ejecutado el General Aramburu.

29 de mayo de 1970, el ejército celebraba su día y el pueblo, el primer aniversario del “Cordobazo”. Ese día, tres jóvenes guerrilleros, con uniforme del ejército argentino se presentaban en el departamento del General Pedro Eugenio Aramburu y lo “invitaban a seguirlos”. En la caja de una camioneta lo trasladaron hasta la localidad bonaerense de Timote a unos 400 kilómetros de la capital.

La Celma era una casa que la familia de Gustavo Ramus tenía en el campo. Allí, en un sótano, el General fue sometido a un “Juicio revolucionario” y sentenciado a muerte por la responsabilidad de los fusilamientos del General Valle junto a los militantes que se habían alzado en armas, por la desaparición del cadáver de Evita y por el derrocamiento del General Perón. La “Revolución Libertadora” había proscripto y perseguido al movimiento peronista, a tal punto que se prohibía la sola mención de la palabra “Perón”.El 1º de junio, Montoneros hace su aparición pública tras la ejecución del general.

 

Esta tarde de fines de diciembre de 2016, La Celma o la única pared que queda de ella, sigue albergando esa tensión, esa angustia de la muerte por llegar y si no fuese por el arrullador sonido de los grillos y del silencio, diría que hasta las voces han quedado retumbando en ese monte de eucaliptus.

Es asombroso que un sitio de la importancia histórica que adquirió “La Celma” haya quedado en el abandono y la destrucción total. Cada vecino de Timote de los cerca de 300 que aún habitan aquel pueblito de calles de tierra y extrema prolijidad, hace referencia a lo ocurrido. Fue tal vez el hecho político y social más importante en su historia. Los vecinos han recreado lo sucedido a través de una película filmada en 2015. Y entre charla y charla comentan lo sorpresivo e impactante que resultó todo en aquellos años de la década del 70.

Hoy Timote tiene el encanto de su detención en el tiempo, de la tranquilidad y amabilidad en la mirada mansa de su gente. Aún sin asfalto, las calles prolijamente regadas despiertan aromas camperos de tierra y pasto mojado. Recorrer esta linda localidad de la provincia de Buenos Aires puede no sólo llevarte a su historia sino a la mesa de un boliche en los que los parroquianos te compartan un brindis.

 

LA-CELMA (1) Proyecto de ley del ex diputado del FPV Nelson Silva Alpa, para declarar Monumento Histórico a La Celma.