El comienzo de año trajo una nueva acción de represión contra trabajadores que reclamaban por sus despidos. Tras conocerse los 3000 echados en el Ministerio de Educación, la Junta Interna de ATE emitió un comunicado denunciando “despidos y represión”. La organización sindical responsabilizó a la fuerza de seguridad federal por la agresión sufrida por el Secretario General, Rodrigo Recalde. “Las autoridades contestaron nuestro pedido de diálogo con policía y golpes a nuestro Secretario General, convocamos a organizaciones y medios de comunicación a seguir defendiendo la lucha contra los despidos y el vaciamiento de la política pública”, afirmaron desde el gremio.

A partir de las diez de la mañana, horario pautado para la asamblea, los docentes habían comenzado su llegada a la cartera de Educación, a cargo de Esteban Bullrich. Los trabajadores se encontraron con un edificio “militarizado”, con un vallado y acceso restringido. Según informó uno de los docentes a la prensa: “Hay compañeros en el departamento médico por golpes de parte de la Policía.” Al mismo tiempo que señalaron que “seguramente la próxima medida sea una toma por tiempo indeterminado hasta que haya una resolución favorable”.

Luego de la represión, ATE Educación llamó a un paro por 24 horas en la cartera.

Fuente: APU