Vamos por el buen camino”, afirmó el diputado nacional del Pro Leandro López, para quien los indicadores económicos empiezan a “darle la razón” al gobierno de Cambiemos.

López tuvo mucha repercusión en los medios durante 2016 por su participación en las redes sociales defendiendo las medidas más controvertidas del presidente Mauricio Macri, como el aumento de las tarifas de luz y gas, a las que calificó en su momento como “una ganga”.

A unos meses de esas declaraciones, el legislador admitió que “en algunos temas “metió la pata” o “no tomó dimensión” de lo que decía porque venía de ser concejal y no tenía experiencia como diputado nacional.

La que sigue es la entrevista mantenida por Va Con Firma con uno de los legisladores con mayor vocación polémica del macrismo.

-¿Cómo ha sido 2016 en su nueva experiencia como diputado nacional?

-Ha sido un año positivo, en general el Congreso ha dado muestras de mucho debate, de mucho trabajo. Tuvimos 23 sesiones en Diputados que es un número muy importante. Para comparar, en el 2015 hubo ocho, con lo cual en 2016 hubo casi el triple. Se aprobaron muchas leyes y ninguna ley salió sin modificaciones. Todos los proyectos que mandó el presidente fueron modificados, se tuvo que generar diálogo y consenso, porque ninguna fuerza política tiene mayoría, así que a todos se les incorporaron modificaciones. Creo que eso le hace bien al debate legislativo y fortalece el dialogo que es importante para fijar políticas de Estado.

-¿Qué leyes destacaría?

-Algo importante para rescatar en lo social el reconocimiento histórico a los jubilados, con ley que sacamos hace tres o cuatro meses, se les va a pagar a nuestros abuelos dinero que se le venía adeudando. Y en materia económica, el haber cerrado el conflicto con los fondos Buitre, con el juicio que teníamos en Estados Unidos que nos impedía acceder al préstamo internacional. Eso también fue un paso adelante. Hay otras tantas leyes que no se pudieron aprobar y esperemos tratarlas el año que viene.

-¿Esperaba tener la repercusión nacional que tuvo por sus declaraciones?

-No, fue una sorpresa. La verdad que en el bloque del Pro somos 42 y en el de Cambiemos 87 y muchos de los diputados del Pro son nuevos y no tenían mucha experiencia de salir en los medios. El bloque me eligió como vocero en algunos temas y tuve la oportunidad de ir a algunos canales de televisión porque yo venía con un poquito de gimnasia por haber sido concejal. Pero no lo esperaba para nada. Fue una linda experiencia, en la que también aprendí. En algunos temas metí la pata o no tomé dimensión de lo que decía porque venía de ser concejal, y como diputado nacional mandas un tuit y lo mira todo el país; salís en diarios nacionales, te llaman de radios de Buenos Aires y el impacto es mucho mayor al que yo venía acostumbrado. Es parte del aprendizaje, pero fue positivo y un gusto para mí, en algunos temas, poder defender la postura oficial del presidente Macri.

-¿Y la devolución de la gente, cómo fue?

-Hay de todo un poco, yo soy un tipo que ando bastante, y como político bastante accesible. Sigo viviendo en la misma casa que antes, no tengo chofer, ando solo, no tengo custodia ni pienso tener y en Facebook y las redes sociales contesto, doy mi teléfono, doy entrevistas y eso genera mayor contacto con la gente.

En el 99% de los casos la gente es muy respetuosa y me para en el supermercado o cuando llevo a mi hijo a la escuela. Ahora estoy en el Club, donde vengo siempre cuando hace calor y hay gente a favor y en contra; con críticas, sugerencias, pero con mucho respeto. Siempre hay un grupo fanatizado, con métodos fascistas, que no tolera al que piensa distinto y a veces agrede e insulta, como le pasó a Macri, que le tiraron piedras. Pero reitero, son una minoría muy ruidosa y la enorme mayoría de los argentinos es muy respetuosa quiere vivir en paz y convivir. Tengo amigos a los que les gusta Cristina, otros que votaron a Massa, otros están con nosotros y no por eso tenemos que romper amistades o familias.

-¿Cómo fue el encuentro con el presidente Macri en Villa la Angostura? ¿De qué hablaron?

-Tuvimos una charla linda de casi una hora. Estuvimos con (el diputado del Pro por Río Negro) Sergio Wisky, charlamos un poco del balance legislativo. Justo fue el martes del blanqueo, en el que se conoció el record histórico de 90 mil millones de dólares. Hablamos de eso también, de la perspectiva para el año que viene y de la situación de Neuquén, que es preocupante, y que el presidente lo dijo al otro día en su discurso. Enumeramos las obras que va a hacer Nación en la provincia y yo le contaba a Macri que la provincia no va a hacer casi nada porque el presupuesto neuquino paga subsidios y no alcanza para nada más. El gobernador está pidiendo plata prestada para llegar a fin de mes y en una provincia tan rica, con tantos recursos como Neuquén, es inexplicable que para llegar a Traful por ejemplo, que es uno de los paraísos de la Argentina, hay 40 kilómetros de ripio o falta infraestructura.

-A raíz de que el presidente dijo que el MPN tenía una deuda con los neuquinos, reaccionó el vicegobernador Figueroa y el diputado Domínguez dijo que Macri es un caradura. ¿Usted qué opina?

-Primero, demuestra nuestras diferencias. Ellos, ante cualquier crítica se ponen agresivos y atacan al que tiene una visión distinta. A nosotros permanentemente nos dicen millones de cosas o nos critican y jamás nos han escuchado agredir o insultar a un dirigente que diga algo distinto. El MPN salta como leche hervida, pero lo que dijo Macri es de sentido común. Cómo puede ser que esta provincia, que cuenta con 50 mil millones de pesos de presupuesto, no tenga asfalto para llegar a Traful o le falte infraestructura básica a un montón de lugares. Algo está pasando en el gobierno provincial, y lo que dijo Macri es ‘muchachos nosotros vamos a ayudar a las provincias, vamos hacer obras el año que viene, la Nación va a hacer mucha obras en Neuquén, pero ustedes administren bien su plata’. Porque si la única política del gobernador es pagar sueldos, es un liquidador de sueldos, no un gobernador. Fue una reflexión con mucho respeto la que dijo Macri al lado del ministro y lo ha hablado personalmente con Gutiérrez. Lo dice pensando que tenemos que administrar mejor los recursos públicos

-¿No le parece que trató mal a un aliado con el que hay una buena relación?

-No, nunca fue un aliado. Sí hay buena relación, pero la hay con todos los gobernadores de la Argentina. La verdad que la mayoría de los gobernadores no son de Cambiemos, solamente los son 3 de 24 provincias. Tenemos la concepción de que tiene que haber buena relación y dialogo con todos. El gobernador de cualquier provincia tiene que ser recibido por el presidente, y el presidente lo tiene que ayudar. De hecho -y “Rolo” Figueroa no lo dijo- cuando asumió Omar Gutiérrez, Nación le prestó enseguida 3 mil millones de pesos para pagar sueldos. El ex gobernador Sapag ni siquiera había dejado plata para pagar aguinaldos, y Gutiérrez tuvo asistencia inmediata del gobierno nacional. No es que Gutiérrez apoyó a Macri, Macri le dio varias manos a Gutiérrez para que pueda llegar a fin de mes y salir de situaciones financiaras muy complejas. Y está muy bien que así sea, pero nunca fue aliado.

-¿Cómo ve al país después de un año de gobierno de Cambiemos?

-Se están dando muy buenas noticias, empezó a crecer el empleo, ahora en diciembre se registró un repunte de la contratación y el empleo, sobre todo empujado por el sector agrícola. Los números del blanqueo de capitales, de 90 mil millones de dólares, son una señal muy clara de la confianza de la gente hacia este gobierno, el último blanqueo que hizo el gobierno anterior fueron 5 mil millones. Todavía faltan tres meses y se calcula que vamos a llegar a 120 o 130 mil millones de dólares.

El plan de obras que se lanzó, va a ser un récord histórico de obra pública en ejecución. La inflación sigue bajando, la proyección anual está dando 16 o 17 puntos. Creo que se empiezan a verse los resultados, si bien fue un año difícil, con complicaciones, con medidas que hubo que tomar para salir del lugar donde veníamos, estamos llegando al final del túnel, así que somos optimistas y creemos que la peor parte ya pasó y el año que viene va a ser mejor.

-¿Qué va a pasar con la actividad hidrocarburífera?

– Sobre todo el gas se va a ir activando, porque hay buenos precios y falta gas en la Argentina. El tema petróleo es más difícil porque el precio internacional del barril esta bajo, entonces no es tan rentable. Pero las empresas invierten más a largo plazo, una inversión de petróleo y gas se recupera en 6, 7 u 8 años y los precios del barril de hoy no influyen tanto en el largo plazo. Hay que apostar al gas. Las condiciones macro, que haya estabilidad, reglas de juego claras y que la inflación vaya cediendo; que hayamos sacado el cepo que impedía traer o llevar dinero a las filiales extranjeras, creo que va a mejorar mucho la producción y la situación del petróleo y la energía en general.

-¿Cuáles son sus expectativas para las elecciones de 2017?

-Se va a plebiscitar la gestión de Macri. La gente verá si quiere fortalecer al presidente dándole más diputados y senadores o si por el contrario quiere fortalecer a la oposición. Como nosotros creemos que la economía va a andar bien y el país va a estar creciendo bien, en 2017 esperamos que haya un apoyo de la ciudadanía hacia las listas de Cambiemos, como una forma de avalar lo que está haciendo el presidente y permitirle que siga adelante con los cambios. Tenemos buenas expectativas y creemos que vamos hacer buena elección en todos lados.

-¿Qué va a hacer Cambiemos en la provincia?

-Los que estamos en Cambiemos y quienes formamos parte de la oposición provincial, tememos que construir una alternativa al MPN. Yo quiero que haya un gobierno distinto al MPN en Neuquén. Después de 55 años, es necesario que haya un recambio de partido y quiero aportar a eso. Para eso hay que ser muy amplios y con Cambiemos solo no alcanza, también tenemos que tratar de hablar con (Ramón) Rioseco, con (Andrés) Peressini, con sectores del peronismo, con gente que no es de Cambiemos pero que tampoco es del MPN. Tenemos la obligación de generar consensos para ver si hacemos una propuesta provincial más allá de las diferencias que podamos tener en lo nacional.

Leido: www.vaconfirma.com.ar