El director ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni, confirmó hoy que ese organismo dejará de entregar medicamentos gratis a los jubilados que cobren menos de 8500 pesos, cuenten con una prepaga o tengan varias propiedades. “No podemos dar un beneficio social a una persona que se va a veranear a Punta del Este, tiene una prepaga o posea un auto de menos de 10 año o más de una casa”, afirmó Regazzoni.

Ante la confirmación de que se limitará la entrega de remedios, el defensor del Pueblo de la Tercera Edad, Eugenio Semino, advirtió que “se genera un estado de angustia en el total de los jubilados y genera alarma” y alertó sobre la existencia de “negociados” en torno a la compra de medicamentos por parte del PAMI. Aldo Pignanelli, asesor económico del Frente Renovador, dijo que la decisión de la obra social de los jubilados “es una vergüenza” y que “decir que no es transparente el sistema no puede ser excusa” para aplicar recortes.

El PAMI dispuso ayer, mediante la Disposición Conjunta 0005-17, que sólo subsidiará los medicamentos a aquellos jubilados que perciban menos del equivalente a 1,5 haberes previsionales mínimos, esto es unos 8500 pesos. También estarán dejarán de tener medicamentos gratis quienes tengan más de un inmueble o un vehículo de menos de 10 años de antigüedad y los dueños de aviones o barcos.
Los jubilados que cobren más de un haber mínimo y medio y tengan más de un inmueble o un auto con una antigüedad menor a 10 años y cuyo gasto en remedios supere el 5 por ciento de lo que cobran podrán recibir los medicamentos gratis siempre y cuando el PAMI así lo determine. En ese caso, el jubilado será objeto de un informe social y médico y en función de ello se resolverá si se le paga la totalidad de los remedios.

En los casos en los cuales el jubilado o pensionado cobre más de 1,5 haberes previsionales mínimos o cobre menos, pero tenga más de una propiedad o un auto de menos de 10 años, y los remedios le demanden el equivalente al 5% de sus ingresos o más, el PAMI le otorgará el subsidio. Pero, para ello, lo hará mediante una vía de excepción, en la que se requerirá un informe social, la escala de vulnerabilidad sociosanitaria y la revalidación médica. Luego, se resolverá.

“Si una persona tiene un auto o incluso dos propiedades, pero es de una zona vulnerable y la persona tiene que tomar varios remedios porque tiene varias enfermedades, el PAMI va a estar ahí”, dijo Regazzoni, aunque remarcó: “Cuando sea necesario.” En el PAMI sostienen que el recorte permitirá ahorrar 1600 millones de pesos anuales.

“Esto debiera ameritar una discusión más amplia”, advirtió Semino, quien dijo que “las irregularidades y los negociados” en torno a la compra de medicamentos “genera alarma y un estado de angustia en el total de los jubilados”. También explicó en diálogo con Radio 10 que hay “un problema histórico que es estructural, que hay que modificar y que sí le hace perder mucha plata al y regula el mercado de los medicamentos en la Argentina, porque el contrato del PAMI implica un tercio del total del medicamento”.

“Lo del PAMI es una vergüenza, es terrible”, analizó Pignanelli en declaraciones a radio Mitre. El economista del massismo reflexionó que “usted cobra la jubilación, tenga o no prepaga, le retienen para el PAMI un porcentaje muy importante de la jubilación y mucha gente lo que hace es optar porque no te permiten tomarlo como pago a cuenta de una prepaga. Hay gente que dice bueno, voy a utilizar el beneficio del PAMI para algún medicamento que me puedan entregar gratis o con descuentos. Pero eso es un derecho adquirido, el Gobierno lo sacó”, criticó.

Fuentes: Info 135 / Radio Mitre