Tan sólo cinco familias habitan el “Lof en Resistencia” del departamento de Cushamen, en la provincia de Chubut, recuperado hace 2 años por el Pueblo Mapuche y defendida por ellos hasta el día de hoy. Tierras que eran habitadas ancestralmente por la comunidad. Durante la tarde de hoy y ante la presencia de algunos medios, muchos de sus representantes ocultaban sus rostros por temor a las represalias de las que podrían ser objeto luego de las amenazas recibidas.

El día martes 10 de enero más de 200 gendarmes apoyados por la policía provincial y en cumplimiento de una orden emitida por el juez federal Guido Otranto iniciaron un feroz desalojo de las familias presentes entre los cuales se encontraban niños y mujeres. Varios efectivos de la policía dispararon aparentemente con balas de plomo desde vehículos no identificados. Algunos testigos señalan que eran vehículos de la compañía Benetton, y los disparos fueron contra una camioneta ocupada por miembros de la comunidad mapuche que se encontraban buscando sus caballos que habían sido sustraídos del territorio por la policía. Uno de los disparos habría impactado en el parabrisas.

Ya en el campo, el operativo se volvió una cacería. Hombres, mujeres y niños eran cazados por la policía mientras corrían para resguardar sus vidas. Una vez detenidos eran brutalmente vejados, insultados y amenazados. Uno de los heridos recibió tantas golpes en el suelo que tuvo que ser internado con hemorragias en el hígado.

El fiscal interviniente, Dr. Díaz Mayer no pudo dar precisiones sobre los detenidos al momento de ser solicitado por el abogado de la APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos) Dr. Carlos González Quintana. No sólo eso, sino que al momento de preguntar por una de las detenidas de la cual ya se sabía que se encontraba en esa dependencia, el fiscal respondió que se encontraba internada en el Hospital de Esquel. González Quintana le demostró con fotos que había tomado, que el fiscal estaba faltando a la verdad.

Si bien ayer fueron liberados siete detenidos, aún restan otros tres que se encuentran bajo la órbita de la justicia federal.

Esta tarde se hizo presente en el Lof Resistencia el Dr. Alejandro Panizzi, Presidente del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Chubut , si bien no es un juez de instrucción, su presencia en el territorio fue significativa ya que se orfeció a mediar para lograr una nueva instancia de negociación entre las partes. En su alocución, el juez se refirió a la represión “ilegal” desatada el día miércoles ya que la policía no contaría con orden judicial. Por ello, una de las exigencias planteadas durante la conversación de esta tarde, es la renuncia del jefe del operativo represivo del día miércoles.

El saldo al día de hoy son 3 detenidos, varios heridos, dos de gravedad y un espectacular operativo policial y de fuerzas federales para desalojar a 5 familias, 15 personas entre los que se encuentran algunos niños.

 

 

Matías Quirno Costa

Desde Chubut