– Quienes están acá son gente de la Lof que han llegado ayer acompañados por familiares y organizaciones sociales, concejales y la Defensora del pueblo de Bariloche, quienes han tenido actuaciones en defensa de la situación que están generando en Cushamen. Aquí están las lagmien.

– ¿Nos puede contar cómo está la situación?

– Mari Mari com pu che, mi nombre es Fiorella Jones Huala, yo pertenezco al Lof en Resistencia del departamento de Cushamen, soy la hermana de Fausto, quien se encuentra en terapia intensiva, y soy la prima de Miriam. En estos momentos todavía no hemos tenido un parte médico concreto de cuál el estado de salud de los dos internados. Todavía tenemos tres detenidos en la Unidad 14 de la policía federal de Esquel. Hubo 7 liberados ayer y tenemos gente con lesiones que se encuentran en la comunidad. Nosotros no vamos a salir del territorio, lo vamos a defender, por más que vengan a reprimirnos. Sin tierra y sin agua no somos nada. Ya hemos sufrido varios intentos de desalojo encubiertos. Esta no es la primera vez que nos reprimen, no es la primera vez que tenemos lastimados y detenidos. Lamentablemente, tiene que llegar a este extremo para que la gente se dé cuenta de la gravedad de la situación. Esto no es algo que pasa hoy porque tenemos dos internados de gravedad sino que viene pasando hace un montón de tiempo. La policía llega a cualquier hora a molestar a la gente del territorio, a disparar sin razón ni motivo. El día que se llevaron a los diez detenidos tenían orden de despejar las vías (del Viejo Expreso patagónico) y de identificar a la gente, no de golpearla y llevársela detenida como lo hicieron, alegando un montón de cosas que no son ciertas. No tenían órdenes de rompernos todo el lugar, toda la casa, las pocas cosas que podemos llegar a tener. No tenían órdenes de hacer eso. Lamentablemente es así como funciona el poder político y cómo funciona la policía, que están al servicio del poder de los grandes terratenientes.

-¿cuántas personas están internadas en el Hospital de Bariloche y en qué situación?

– En este momento tenemos dos personas internadas. Uno es Fausto, que se encuentra en terapia intensiva. No sabemos en concreto cuál es el daño en la cabeza. Nos dicen que tiene un golpe bastante importante pero todavía no han podido determinar si hay un coágulo o una hemorragia. Dijeron que posiblemente sí, pero nosotros quisiéramos saber bien qué es lo que tiene. A él ayer le sangraba el oído desde las ocho de la noche hasta las cuatro de la mañana cuando fue traído hasta el Hospital. Yo no pude hablar bien con los médicos, con el neurólogo que lo atendió, así que luego estaremos buscando tener una respuesta más concreta.  Con Emilio la situación es que recibió un disparo en la cara y le fracturaron el maxilar derecho, y hay que reconstruirlo. Todavía no está determinado cuándo se va a realizar esa operación y también lo tienen que llevar a hacer una resonancia magnética a otro hospital, así que estamos a la espera de que nos digan cuándo vana  poder realizar esa cirugía.

– Han recibido el apoyo de muchas organizaciones y de la Defensoría, ¿cuáles son las acciones a seguir?

– Por lo pronto, nosotros, como comunidad y como familia vamos  a seguir estando acá (en el Hospital de Bariloche), tenemos más gente que se tiene que dirigir a la Lof. Pedimos que por favor lleguen a la comunidad, los que pueden, y vean la situación en la que se encuentran nuestras lagmien, nuestros hermanos, el estado en el que dejaron nuestras rukas, ya que nos costó mucho todo. La policía no dejaba pasar materiales de construcción y lo poco que pudimos conseguir nos rompieron todo. Necesitamos que las organizaciones lleguen al territorio y vean la situación que está pasando nuestra gente. Nosotros vamos a seguir acá atentos a lo que pase con los heridos y pedimos que la gente se siga pronunciando, siga apoyando, siga acercándose a preguntar, porque muchas veces antes llamamos a los mapuches y no mapuches  y hoy se están acercando. Gracias a que las fuerzas nos acompañaron no estamos lamentando un muerto, porque la bala que hirió a Emilio pudo haber sido fatal. Todos tenemos que involucrarnos, porque la tierra, el agua, los árboles hay que defenderlos. Son la vida.

– Cuando venías para Bariloche viste pasar más móviles policiales, camiones hidrantes, que iban hacia el lado de Esquel. ¿pudieron comunicarse para saber cómo está ahora la situación?

– Hoy (viernes 13) a la mañana me pude comunicar con ellos, está todo tranquilo por el momento. Lo que sí, a nosotros nos preocupa esta situación porque están mandando un número muy grande de gendarmes, muy armados. Nosotros no tenemos armas, nos defendemos con las piedras que podemos llegar a encontrar, y no hay comparación entre las fuerzas. Hay uno de los hermanos que estuvo detenido en la comisaría 1ª de El Maitén que en la camioneta de él se puede verificar la cantidad de balas que le pegaron, a mansalva, como si cazaran un animal. Esto es muy preocupante. Nosotros como sociedad, como pueblo mapuche, no nos acercamos y vemos la realidad de lo que está pasando vamos a terminar lamentando algo más grave que un herido. Ellos van por todo.

– En un momento se habló de tres desaparecidos. ¿qué se sabe de ellos?

– En el momento que se habló de desaparecidos era porque no sabíamos dónde estaban tres que habían sido detenidos por parte de Gendarmería. Nos decían que se los habían llevado y resulta que los tenían en una camioneta. Los golpearon muchísimo. Uno de ellos tiene dieciocho años y está en la Unidad 14, donde sólo puede haber a partir de los veintiuno. No sé en qué situación está esto, porque no hablé con los abogados, pero la Justicia debería actuar de otra forma, y las fuerza, la policía y los gendarmes, tendrían que estar para cuidarnos, no para reprimirnos.

– ¿El Gobernador se presentó o comunicó en algún momento?

– No. El gobernador parece ser el que está atrás de todo esto, junto a Luciano Benetton. Acá el poder político está del lado de los terratenientes.

 

Entrevista de Matías Quirno Costa