La intendenta Brunilda Rebolledo confirmó la apertura de la sexta celda en el vertedero municipal, lindante al barrio Cordones del Chapelco, y la implementación progresiva del encapsulado de residuos, mediante la utilización de una máquina que posee el municipio, que compacta la basura y elimina los lixiviados, envolviéndola en cilindros de polietileno.

A su vez, el concejal de Nuevo Compromiso Neuquino, Evaristo González, cuestionó la habilitación para la apertura de una nueva celda, ya que sostiene le genera un perjuicio al barrio de Cordones del Chapelco, y acusó al Ejecutivo de defraudar a la gente por no cumplir con las expectativas los vecinos de trasladar el vertedero de residuos sólidos urbanos.

El edil indicó que el gobierno comuna desoyó el alerta emitida por el Concejo Deliberante por unanimidad en el mes de abril del 2016, mediante la cual se advertía sobre la necesidad de trasladar el vertedero hacia terrenos provinciales apartados de la población.

Por último, Evaristo González aclaró que la decisión del municipio para la apertura de la nueva celda debe ser aprobada por el Deliberante.