Luego de que Mauricio Macri le pidiera la renuncia, el ahora ex presidente del Banco Nación aseguró que quería mantener el cargo.

Tras ser reemplazado al frente del Banco Nación, Carlos Melconian se despidió este jueves de los empleados del dicha entidad con un emotivo discurso en el que admitió que no fue su decisión dejar el cargo.
Visiblemente emocionado, Melconian se quebró y no pudo evitar llorar ante la ovación de decenas de empleados del Nación que se habían reunido en el lobby de la sede central del banco para despedirlo.
“Pensar que algún día me decían ‘el día que te vayas te van a putear todos’, qué lo parió qué lindo ésto” dijo emocionado y despertó las risas de los presentes.
 
Melconian admitió que no se quería ir de la presidencia del Nación. “Este es un día muy difícil y me lo están haciendo más difícil de lo que creía. Me toca despedirme de un lugar del no que quiero despedirme. No me quiero ir, la verdad es que me quiero quedar”, aseguró el economista que pasó a integrar la cada vez más larga lista de funcionarios que son apartados de su cargo apenas un año después de la asunción del gobierno de Mauricio Macri.
El economista Javier González Fraga fue designado el miércoles pasado al frente del Banco Nación en reemplazo de Melconian. Este nuevo cambio en el “mejor equipo de los útlimos 50 años” se enmarca en la decisión del presidente Macri en lograr un “equipo más cohesionado”, de modo de dejar de lado las internas, egos y pensamientos que conspiren contra la visión oficial.
En ese sentido Melconian era bastante crítico de algunas decisiones económicas que se fueron tomando a lo largo del primer año del gobierno de Cambiemos, en especial del desmedido endeudamiento externo.
Por el contrario González Fraga fue un férreo defensor de la política de ajuste aplicada desde el día uno del gobierno de Macri.
Fuente: Minuto Neuquen