Para evitar aplastar a un conductor que se mandó a sobrepasar en una curva cerrada, un camionero maniobró de manera brusca y el camión, cargado con placas de yeso, terminó volcando sobre la banquina. De milagro no hubo heridos de gravedad ni víctimas fatales.

El accidente se registró sobre la Ruta nacional 40, en el empalme con Ruta 234, cerca de Junín de los Andes. El camión, cargado con placas de yeso tipo durlock y OSB, se dirigía a Bariloche, con destino final Esquel.

Llegando al empalme de las rutas, una Ford Sprinter (tipo trafic) ocupada por una pareja, se lanzó en un peligroso sobrepaso que obligó al camionero a tirar el camión para la banquina para no chocar al otro vehículo.

Al lugar acudieron Bomberos Voluntarios, Policía y ambulancia de la localidad de Junín de los Andes.