EEUU.  El nuevo director del Departamento de Seguridad Interior, John Kelly, dijo que están considerando un cambio a la política de aduanas que se aplica a los extranjeros.

“Queremos tener acceso a sus redes sociales, contraseñas. ¿Qué hacen en ellas, qué dicen?”, dijo el funcionario al Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.

“Si no quieren cooperar, entonces no entran“, remató Kelly.

Sin embargo, mientras no se apliquen estos cambios, hasta ahora ningún agente del CBP puede solicitar las claves de acceso a dispositivos o cuentas de redes sociales.

“No pedimos contraseñas. Solo podemos solicitar una inspección de su dispositivo, lo que aplica a todos los viajeros”, dijo un portavoz del CBP.

En el caso de redes sociales, existe un formato de respuesta voluntaria que es aplicado a los ciudadanos de 38 países a los que EE.UU. no les solicita visa de entrada.

La disposición es aplicada desde diciembre y pide marcar su “presencia” en una lista de redes sociales.

Retener un dispositivo

 Lo que sí pueden hacer los agentes es pedir el desbloqueo de celulares, tabletas, computadoras, cámaras y “cualquier otro tipo de dispositivo electrónico”, según los procedimientos del CBP.

“Mantener a los estadounidenses seguros y hacer cumplir las leyes del país en un mundo cada vez más digital depende de nuestra capacidad de examinar legalmente todos los materiales”, dijo el portavoz.

Para una “búsqueda en profundidad”, los agentes tienen el derecho de hacer copias de la información contenida en los dispositivos, y retenerlos durante el tiempo que sea necesario (no hay límite de días).

La norma dice que los viajeros tienen derecho a que sean inspeccionados fuera de la vista del público, almacenados bajo alta seguridad, y la información destruida cuando no haya sido detectada actividad ilegal.