El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador se comprometió a presentar en tres días los resultados definitivos de las elecciones presidenciales realizadas ayer. No está en duda el triunfo de la oficialista Alianza País sino un asunto también determinante: los datos existentes no permiten saber si habrá segunda vuelta entre el oficialista Lenín Moreno y el opositor Guillermo Lasso.

Según la ley electoral ecuatoriana, para ser elegido presidente en primera vuelta es necesario tener como mínimo el 40% de los votos y una diferencia de al menos diez puntos porcentuales respecto al segundo candidato más votado. Moreno logra superar ese 10% de diferencia pero quedó algunas décimas por debajo del piso de 40%. Con el escrutinio al 88,77%, el candidato de la oficialista Alianza País (AP) logra 39,13% de los votos, mientras que el derechista Guillermo Lasso, del Movimiento CREO, llega al 28,31%. Moreno sostiene que vencerá en primera vuelta mientras que Lasso y todo el arco opositor insiste en que habrá una segunda ronda de votaciones el próximo 2 de abril, fecha prevista con anticipación.

El presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, dijo que existe un 12,22% de las actas que están pendientes de incluir en el recuento definitivo. Entre estas se encuentran los votos que presentan “inconsistencias” o que han sido “observados”. Un 5,49% de las actas presentan diferencias entre el número de votantes y el de votos registrados; 1,45% son ilegibles; 2,43% están siendo verificadas por haber sido mal cortadas mientras que 0,30% no cuentan con firma de las autoridades de la mesa electoral.
Hasta el mediodía de este lunes (hora de Ecuador) faltaba ingresar para su procesamiento un 1,76% de los votos procedentes desde diferentes lugares del país. Había demás 0,43% se sufragios procedentes del exterior que no habían sido procesados. Cada uno de estos segmentos puede resultar determinante para que Alianza País retenga el Gobierno ecuatoriano y deba pensar en la segunda vuelta donde enfrentará al bloque opositor.
Las autoridades electorales convocaron a una reunión a los representantes de las misiones de observación y a los dos candidatos más votados para explicar cómo avanza el escrutinio. Pozo aclaró que “sólo con el 100% de los votos escrutados” se determinará si Moreno se consagra presidente electo o si se realizará la segunda vuelta.

También quedan pendientes de definición los resultados definitivos de las elecciones a la Asamblea Nacional y al Parlamento Andino, que se resolverán en un plazo de entre cinco y ocho días, y de la consulta popular en la que los ecuatorianos se expresaron a favor o en contra de la prohibición para acceder a cargos de quienes tengan bienes en paraísos fiscales.

 

Adrián Fernández

(Revista América XXI)