La información la confirmó la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos, el programa garantizaba el acceso gratuito a medicamentos.

Oficialmente el programa de Salud “Remediar” quedó sin efecto según lo informado por las autoridades de la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (Anlap) y los directivos del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) luego de una reunión. El gobierno de Cambiemos decidió no dar continuidad al programa CUS, reemplazante del “Remediar”.

El titular de la agencia nacional les comunicó a las autoridades del LIF que “en este año finalizaría la provisión centralizada de medicamentos desde el Ministerio de Salud de la Nación, a través de la Cobertura Universal de Medicamentos (CUS, ex programa Remediar), derivándose la misma a la gestión individual, en cada provincia” según informó el sitio Política Argentina sobre el vaciamiento de dicho programa.

Si bien en la cartera de Jorge Lemus plantean que sólo hay un cambio de denominación, la información que llegó a los laboratorios indica un cese de la provisión centralizada desde Nación y una derivación del tema a las provincias. El plan Remediar, que deja formalmente de existir, garantizaba el acceso a medicamentos a un menor costo y en los puntos más remotos del país, además de fomentar la producción nacional.

La explicación oficial señala que Remediar era producto de un financiamiento internacional que se terminó -del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)- pero que el programa continúa sin más modificación que la denominación. A los laboratorios de producción pública, sin embargo, ya comenzaron a oficializarles los cambios desde la Anlap. Este renombramiento provoca incertidumbre hacia el interior de las provincias.

“Los laboratorios trabajan a seis meses o un año de planificación, entonces necesitan tener ya el contrato firmado para poder seguir trabajando. Están muy preocupados por la falta de contrataciones y les tuvieron que blanquear que era porque no iba a haber más contratos desde el Estado nacional”, explicó un especialista en políticas sanitarias sobre la dinámica administrativa que enciende la alarma.

“No solamente el programa Remediar fue un éxito en reducir costos de los medicamentos  por lo menos siete veces y en garantizar la llegada federal a todos los rincones del país. Además, como política sanitaria, orientaba las consultas al primer nivel de atención: como en los domicilios se podían resolver los problemas porque había medicamentos, bajaba la demanda de las guardias de los hospitales”, aseguró el ex viceministro de Salud Nicolás Kreplak y referente de la Fundación Soberanía Sanitaria.