Desde hace cuatro años se viene realizando el Taller de Diabetes Gestacional en nuestro Hospital. El mismo se desarrolla todos los martes desde las 9:30 horas en el quincho de Psicosocial y es coordinado por la trabajadora social, Sonia Campos, junto a la Dra. Daniela Recalde y el grupo de nutricionistas del Hospital.

Durante este encuentro de embarazadas con diabetes gestacional (se descubre en algún control rutinario de embarazo) se observan las planillas de mediciones de glucemia, se habla sobre los alimentos que pueden o no ingerir durante esta etapa tan especial de la mujer y se responden todas las dudas que plantean las embarazadas y se intercambian experiencias; los grupos semanales son muy cambiantes pero el número varía entre 8 y 12 embarazadas semanales.

La diabetes gestacional –excepto que la paciente sea diabética previa-, puede desarrollarse en cualquier momento del embarazo y sintéticamente es un problema en el metabolismo de los hidratos de carbono que se descubre con un control rutinario.

Según se nos informó, hay un porcentaje importante de pacientes con diabetes durante el embarazo en seguimiento en nuestro hospital y el no tomar recaudos como así también no cumplir con los controles e indicaciones de los especialistas puede desencadenar riesgos al momento del parto y en el crecimiento del propio bebé.

En cuanto a la labor de la coordinadora del espacio, la licenciada Sonia Campos, es la encargada de realizar la recaptación de aquellas pacientes que por algún motivo dejan de asistir el taller; coordina los turnos con nutricionistas y otros servicios de nuestro Hospital, y cuando la situación económica de la embarazada no le permite cumplir con los alimentos adecuados, se coordina con Desarrollo Social del Municipio para que reciba la ayuda necesaria.

Este taller semanal que se inicia a las 9:30 no finaliza con el encuentro entre embarazadas y profesionales, sino que luego de ese lapso de tiempo que puede durar poco más de una hora, todas las embarazadas van al Sector de Tocoginecología, donde son controladas por las Dras. Rosalia Ferro y Daniela Recalde, y la Enfermera Cristina Kusnier; y según la necesidad y lo que decida el cuerpo médico, la embarazada debe concurrir cada 15 días o bien todas las semanas hasta el final del embarazo.

Finalmente, pudimos saber que hasta el año pasado concurría a nuestro Hospital un profesor contratado por la Municipalidad para que las embarazadas realicen actividad física, algo muy necesario para que la paciente pueda mantener su glucosa en niveles normales. Este año se espera que nuevamente el Municipio envíe un profesional para poder continuar brindando su conocimiento, ya que la actividad física es fundamental para embarazadas con diabetes gestacional.

Fuente: Prensa Hospital Ramón Carrillo