La delegada de las obreras de la Textil Neuquén, Marina Catilao, rechazó las críticas por la ocupación de la planta del titular de la cartera de Producción y Turismo José Brillo, y tras dejar sentado que no se sabe si éste “es ministro, o vocero de la empresa”, afirmó que “los únicos ilegales” son los propietarios de la fábrica, de apellido Huerta.

En una entrevista que publicó Va Con Firma, Brillo había planteado que la ocupación de Textil Neuquén por parte de las obreras es ilegal, y que las trabajadoras se estaban perdiendo beneficios por no abandonar la ocupación.

Las trabajadoras causaron ayer un gran caos en el tránsito al cortar uno de los puentes carreteros que unen Neuquén con Cipolletti entre las 9 y las 13.

El gobierno de la provincia rechaza la posibilidad de estatizar la fábrica, que permanece ocupada por las 36 trabajadoras luego de que los dueños retiraran las máquinas e intentaran cerrar la empresa.

 

-El ministro Brillo dijo que ustedes se están perdiendo los beneficios de los sueldos adeudados y la indemnización por mantenerse ocupando la planta.

-Brillo dice lo mismo que ya nos dijo en la reunión que tuvimos en la cual nos ofreció 3 mil pesos de subsidio y que nos vayamos a nuestra casa. Cuando habla, no se sabe si es ministro o vocero de la empresa. Con declaraciones como esa lo único que consigue es la indignación de todas nosotras.

Él dice que no va a avalar ninguna situación de ilegalidad, pero los únicos ilegales en este proceso, son los empresarios Huerta que hicieron lo que quisieron con la plata del pueblo de Neuquén, ya que las máquinas estaban prendadas a favor del Iadep para esa unidad productiva, no para llevárselas a escondidas a cualquier lado, o sea que directamente se las robaron.

Incluso el fiscal Marcelo Jara  desestimó y resolvió archivar la denuncia realizada por los empresarios Huerta por usurpación donde asegura que la ocupación no es ilegal porque es para resguardar los puestos de trabajo

La realidad es que no se puede confiar en que una patronal que hace eso en las narices del gobierno vaya a depositar ni un peso si nos vamos de la fábrica. Pero además, nosotras queremos trabajar, no queremos subsidios ni indemnizaciones. Brillo quiere que le creamos que si permitimos que nos dejen en la calle, él después nos va a ayudar

 

-El ministro de gobierno, Mariano Gaido, dijo que el gobierno descartaba de plano la estatización de la fábrica….

-El gobierno hace muchas declaraciones pero no hace nada para solucionar el conflicto. Es lógico que si nuestra fábrica era proveedora privilegiada, tanto del Estado provincial como municipal (Neuquén capital y varios municipios) y la patronal quiere cerrarla robándose la plata del pueblo de Neuquén, sería lógico que la fábrica pase a manos del Estado, administrada por nosotras, para seguir haciendo el mismo trabajo que hacíamos antes, incluso con un costo menor y mejores sueldos para las trabajadoras.

Pero nosotras no descartamos ninguna salida. Si bien lo más lógico sería la estatización, no estamos cerradas a otras variantes que contemplen la continuidad de nuestros puestos de trabajo.

Los ministros deberían hablar menos y empezar a ofrecer alguna solución, porque dejando hacer a la patronal vaciadora lo único que logran es agravar el conflicto y la indignación de la comunidad, que nos apoya masivamente, como se pudo ver en el “maquinazo” que hicimos la semana pasada y en todas las colaboraciones con alimentos y dinero para el fondo de lucha que venimos recibiendo.

 

-Brillo también dijo que la fábrica cierra por falta de competitividad.

-La empresa tenía relación privilegiada con el Estado, incluso en algunos municipios se han llegado a presentar dos empresas de los Huerta para licitar y ninguna más, o sea que tenían el negocio asegurado. Es posible que quieran hacer otro negocio más ventajoso para ellos, pero nunca perdieron un peso. Incluso se quedaban con la plata de las contribuciones patronales para la jubilación que nos descontaban por recibo de sueldo. Las máquinas no las pagaron, así que básicamente nunca perdieron un peso.

 

-¿Hubo ya varias reuniones en la subsecretaría de Trabajo, se pudo avanzar en algo?

-Hasta ahora no, si bien desde la subsecretaría han intimado a la empresa a distintas cosas, por ejemplo a que paguen la parte de sueldo de enero que nos adeudan o las indemnizaciones -aunque ya dijimos que no las vamos a aceptar, que queremos trabajar- todo el tiempo presenta chicanas para mantenerse en la misma postura.

Dicen que estamos violando sus derechos humanos. La verdad es que hay que ser caradura para decir algo así.

Fuente y foto: Va Con Firma