por Gerardo Burton –

La poeta siria Malak Mustafá Sahioni impulsa un movimiento de Poetas en Defensa de la Paz. Prepara una antología para denunciar la situación de su país y de los expulsados por la guerra.

e mucho calor en La Habana este 23 de mayo. En el salón de los Embajadores del Hotel Habana Libre está a punto de inaugurarse una nueva edición del Festival de Poesía, el vigésimo. El panel inaugural que abrirá el “Encuentro de los poetas en defensa de la humanidad” tiene algunos protagonistas sobresalientes: están el embajador de Venezuela, Alí Rodríguez; los poetas Alex Pausides -de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba-, Aitana Alberti, Waldo Leyva y una voz que habla el castellano como extranjera. Es Malak Mustafá Sahioni, la poeta siria cuyo testimonio paraliza los diálogos parciales entre el público, impone un silencio reverencial y conmueve.

Quizás dice este poema, o parte de él

Alguien llama

abre tu corazón

y no cierres las ventanas

de tus ojos,

alguien busca refugio.

Sola en la vida

como una luciérnaga

en un camino oscuro

en una ciudad muerta.

Sus piernas son muy largas,

empiezan en los brazos de la patria

y terminan en la garganta del exilio.

¿Has oído mi silencio?

es el único que sabe

cuanto te quiero.

Ojalá se estiren

mis manos,

que crucen los continentes

para abrazarte.

Ayúdame

a encontrar

a mi familia,

a mi tierra,

a mi patria.

Ayúdame a encontrar

mi identidad en ti.

 

Meses después del festival, Malak Sahioni responde un cuestionario enviado por correo electrónico. Y sus respuestas aclaran mucho: dice que para los árabes la palabra poesía “viene de la raíz del verbo sentir, y el poeta vive sus sentimientos personales que le pertenecen a él, a su familia, a los amigos, al barrio, a la ciudad, a la patria y, así, al mundo entero”.

Diferente es la acepción de la palabra poesía en los idiomas de origen europeo, o por lo menos, mediterráneo. Proviene del griego poíesis, que significa creación, que alude al acto de crear y que, tamizado por el latín, añade el concepto de “materializar pensamientos”. Pero en árabe, poesía y sentir tienen la misma raíz. Y continúa la poeta con su recuerdo, en plena invasión norteamericana a Irak: “un día me levanté de mi sueño y escribí un poema que se titula Bagdad. Quiero decir aquí que la gravedad de la situación manipula el poeta y sus sentimientos, si es un poeta del mundo y para el mundo sano y humano”.

Resulta paradojal que Sahioni haya leído su poema en un salón del viejo Hotel Habana Hilton, construido hacia finales de la década de 1950 durante la dictadura de Fulgencio Batista y un emblema de esa época. El diseño fue del estudio norteamericano Welton Becket & Associates en colaboración con los cubanos de Arroyo-Menéndez y costó unos 24 millones de dólares.

El Habana Hilton fue durante años el hotel más alto y más grande de América Latina: tenía un centro comercial, 630 habitaciones y entre sus huéspedes se contaban los principales dirigentes de la mafia estadounidense. Allí instaló su oficina Fidel Castro tras el triunfo de la revolución.

Tras los poemas de Sahioni, continúan las lecturas, los homenajes -a los cinco, y a Fidel en sus noventa años, sin saber todavía que es el último gran homenaje que este festival le ofrece en vida al líder revolucionario. Esta poeta nació en la ciudad siria de Latakaia, sobre el Mediterráneo, en 1957. Es periodista y traductora y actualmente reside en Madrid. Publicó “Chispas”, “Espejismo”, “A Dios con mi amor”. Realizó varias investigaciones -”La virgen María en el Corán”, “Historia del sufismo”- y tradujo al árabe obras de José Hierro, de Luis García Montero, de Rafael Alberti, de Luis Cernuda y de Antonio Gamoneda, entre otros. Es fundadora del movimiento de Poetas en Defensa de la Paz y, como tal, prepara una antología de poesía sobre Siria.

 

Los poemas de Sahioni se refieren al amor, a las situaciones cotidianas. Incorporan un paisaje que acompaña las alternativas del amor y de la ausencia. Es importante ver cómo confluye esa poesía con la situación actual de Siria.

“Es que Siria es, la patria, en el momento que la patria sufre cualquier dolor, se convierte la poesía en Siria y se convierte Siria en todos los tipos de la poesía. El dolor de la patria es mayor. Por eso he escrito sobre la tragedia de Siria y de los refugiados, porque con ellos he vivido una experiencia más dolorosa todavía”.

Usted dijo en una entrevista que la poesía se nutre de todo ese mundo que la rodea. ¿Cuál es la función de la poesía en tiempos de guerra, en tiempos de absoluta indigencia?

– La palabra poesía en árabe, tiene la raíz del verbo sentir, y el poeta vive sus sentimientos personales que le pertenecen a él, a su familia, a los amigos, al barrio y a la ciudad, a la patria y, en fin, al mundo entero. En la primera guerra del Golfo, mientras estaba en casa , me quedé clavada delante del televisor llorando . Un día me levanté de mi sueño y escribí un poema que se titula Bagdad. Quiero decir aquí que la gravedad de la situación manipula al poeta y a sus sentimientos, si es un poeta del mundo y para el mundo sano y humano. En mi mente están Siria, los niños huérfanos, los presos y la destrucción de todas las civilizaciones, la rumana, la griega, la asiria, la bizantina, la cananea y la fenicia. Destruyeron todo vestigio de ser humano. Por eso llamé a todos los poetas del mundo a participar en una antología poética sobre la tragedia de los refugiados.

Recuerdo una cita de Brecht sobre la poesía que se compondrá en tiempos difíciles, como los actuales. ¿Hay alguna característica común en la poesía que se escribe hoy día en árabe?

-En la historia árabe, y en las epopeyas heroicas, el poeta en el campo de batalla, enfrente de su enemigo, canta su poema, que habla de las glorias y triunfos, y de la generosidad de su tribu, y habla de las heroicas victorias en las batallas. Todo esto, mientras monta su caballo en la batalla. su poema anima a los soldados y asusta al enemigo. Este es el caso hoy en día. Yo, antes de la destrucción de Siria, escribí un libro, bajo el título de “Nostalgia”, porque estaba viviendo en un estado de nostalgia y anhelo de mi hijo, que había quedado en Madrid, cuando me mudé a Londres, y viví la nostalgia en todas sus formas, hasta que se transformó en golpes que enfermaron mi corazón. Todo esto se produjo debido a la soledad y el aislamiento que vivía en Londres lejos de todos los queridos. Brecht tenía toda la razón.

Existe un gran influjo de la poesía árabe en España. Muchos puntos de contacto. ¿Qué opinión tiene al respecto?

-No podemos olvidar los ocho siglos de permanencia de los árabes en España. No podemos olvidar la civilización andaluza. Los estudios dicen que más de cuatro mil palabras en castellano tienen origen árabe, los nombres y apellidos, los nombres de lugares, la comida. Incluso el personaje español tiene mucho en común con el árabe, especialmente en Andalucía. La verdad no faltan razones tampoco puntos de contacto, no solamente al nivel poético, sino, en todos los niveles. Hoy en día las preocupaciones humanas son las mismas para la mayoría de los pueblos.

El Mediterráneo es la cuna de varias culturas, pero hoy parece también la tumba de una civilización, por voluntad de los imperios. Es importante, a mi juicio, el papel que cumplirán los pueblos y las naciones de la Media Luna de Oriente en su salvación, en su preservación. ¿Cuál es su opinión al respecto?

-Mientras haya intereses económicos y estratégicosde los principales países imperialistas sobre los recursos de nuestros países, que tienen petróleo, gas, e importantes riquezas en todos los órdenes, y además, el sitio estratégico que ocupan para el resto del mundo -esa Media Luna que une Oriente y Occidente- permanecerán todas las ambiciones de las potencias mundiales. Por ejemplo, cuando quieren invadir un país, lo hacen tras encontrar la más mínima razón, para llevar a cabo el ataque.

Véase, cómo destruyeron Irak y cómo se destruyeron Siria. Por primera vez en la historia humana, desplazaron a más de diez millones de personas. Han destruido el país, han destruido las civilizaciones del país, y han destruido a los hombres y a las mujeres. Lo irónico es que destruyen y matan y luego cierran las fronteras para matar a quienes huyen de la muerte. Tenemos que educar a nuestra gente. Tenemos que trabajar juntos, tenemos que ser unidos. También tenemos otro problema, que son los sistemas dictatoriales, por eso, hoy levantamos nuestra arma en la palabra, que es la justicia, el amor, la paz, y vamos más allá de todos los límites para enfrentarnos a la injusticia en general.

Me gustaría una opinión sobre la situación de Siria, el problema de los fugitivos a quienes les cierran las puertas de la orgullosa Europa, y la era de restauración conservadora que amenaza al mundo occidental.

-En Siria, un sistema corrupto no funcionó en beneficio de las personas y patria. Irán quiere un camino desde su territorio hacia el Mediterráneo, el sistema dio a Irán lo que quiere y le permitió estar en itinerancia en el país. Rusia, quiere instalar bases militares en Siria. El régimen sirio le ha dado a Rusia lo que quiere. Entonces, el régimen sirio, Rusia e Irán, con ISIS y otras organizaciones terroristas han destruido la nación y el pueblo de Siria. La vieja Europa necesita generaciones de niños y jóvenes para mantener sus economías, y para ello, Alemania abrió sus puertas a los refugiados sirios. Suecia, así como en cierto modo la Unión Europea, los Países Bajos e Italia han hecho algo similar, sabiendo que Europa está sufriendo de muchas crisis. Los principales problemas europeos son la corrupción, el desempleo y las crisis económicas. Además, el ascenso de la extrema derecha, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y su alianza con Donald Trump en América, implican el debilitamiento del esquema institucional de Europa y así se imponen las órdenes de los Estados Unidos. Siria necesita cincuenta años para volver como estaba antes, esto a condición de que salgan del país los rusos, los iraníes y los terroristas, y también los jefes del régimen corrupto. Mi labor es por la paz y la justicia para todos los pueblos del mundo. El mundo es muy grande y tiene de todo, en él podemos vivir juntos, hace falta amarnos el uno al otro, y luchar por la paz y la justicia.

Malak Sahioni agrega que si tuviera que atribuir alguna función a la poesía en el mundo contemporáneo, “diría que siempre el amor vence, aun en los momentos más difíciles. El amor y la poesía, que es la que nos salva”.

Algunos poemas de Malak Mustafá Sahioni

 

De “Nostalgia”

1

¡La nostalgia!

Un poeta fracasado

Reescribe cada poema

Cientos de veces.

3

¡La vida!

Comienza y termina

Con un grito.

Grita para conocerte.

4

¡La memoria!

Es la herencia del miedo

Del olvido.

5

El cervatillo duerme

Cerca del lobo

En la imaginación de un niño

Que nunca vio una matanza.

 

De “Luna y otros poemas”

1

La duda de la respuesta

no es del interés de
la pregunta.

2

Pasan  por delante de la luna
Y ella pasa por delante de ellos.
A ninguno le importa el otro.
Luna y otros.

3

Tolerante
Perdonó los errores al difunto.

4

Hombres que buscan sus restos en lugares,
buscan sombras.
El sol está ausente.

5

Nadie impide que el sol
caiga en los brazos del horizonte
Es una adicción al amor.

6

Mis ojos se llenaron de ti
entonces todas las escenas se convirtieron
en ti.

7

La nostalgia no entiende de distancias
Llega donde quiere
con los ojos cerrados.

8

Deprimido
En ciudades neblinosas
él no tiene sombra.

 

He envejecido en los caminos

He envejecido en los caminos

en busca de la esperanza. . .

buscándote. . .

Te añoro tanto

como mis párpados

añoran a mis ojos.

Voy corriendo hacia ti

buscando tu luz en mi oscuridad.

Átate amigo mío

a mi corazón,

crece y brota en él,

quizá el mundo

sea más pequeño.

No puedo sentir tu sufrimiento,

porque estoy gozándolo.

Entre nosotros una guerra continua,

yo quiero ser yo

y tú quieres ser todo.

Se encuentran,

se saludan,

se hablan,

se toman algo juntos,

se separan,

y no dejan ninguna huella de sentimiento,

ya es la costumbre.

Hacia ti

voy caminando

porque yo solo

existo en ti.

Me robaron

las mañanas

los crepúsculos

y los sueños

entonces

 

Tanta envidia

tantos celos

chupa el mundo

y déjame en paz.

Al nacer

y saliendo de las entrañas

cayeron mis alas

y hasta hoy

sigo intentando volar.

No llores

no llores ahora,

déjame primero

terminar el barco.

Detrás del sueño

voy volando

a recoger las estrellas de luz

de la tuya, inmensa.

Alguien llama

abre tu corazón

y no cierres las ventanas

de tus ojos,

alguien busca refugio.

Sola en la vida

como una luciérnaga

en un camino oscuro

en una ciudad muerta.

Sus piernas son muy largas,

empiezan en los brazos de la patria

y terminan en la garganta del exilio.

¿Has oído mi silencio?

es el único que sabe

cuanto te quiero.

Ojalá se estiren

mis manos,

que crucen los continentes

para abrazarte.

Ayúdame

a encontrar

a mi familia,

a mi tierra,

a mi patria.

Ayúdame a encontrar

mi identidad en ti.

 

Fuente y foto: Va Con Firma