Queremos aclarar que estamos con los docentes y defendemos la escuela pública. Que apoyamos sus reclamos de mejoras salariales, su derecho a trabajar para lograr las mejores condiciones laborales, como así también el sostenimiento de la educación en general (infraestructura y mantenimiento, cargos docentes, más y mejores escuelas, partidas adecuadas para los comedores, etc.).
Deseamos que todos los que trabajan y reciben en educación estén en las mejores condiciones y con los recursos necesarios a fin de desarrollar tan importante tarea para las infancias y adolescencias de nuestra ciudad, provincia, país.
Solicitamos a los gobiernos que sean proactivos en las negociaciones, que den un paso adelante, que por todos los medios busquen soluciones a este conflicto, que inviertan en educación como la mejor manera de de lograr ciudades (y ciudadanos) plenas, libres, felices.
Como Consejo de la Comunidad para la Niñez, Adolescencia y Familia, que vela y trabaja por el cumplimiento de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, debemos recordar a todos los adultos que las leyes provinciales, nacionales e internacionales nos dicen claramente que son ellos, las infancias y adolescencias, los que están primero.
Por eso invitamos a todos a buscar alternativas en la búsqueda de soluciones que respeten este aspecto primordial en la comunidad: que se cumpla con el Derecho a la Educación. Y también les recordamos que fueron los chicos y las chicas el año pasado en el Congreso de Niñ@s de San Martín de los Andes quienes expresaron: “Necesitamos que nos quieran y nos cuiden”.
Consideramos que es nuestro deber actuar en consecuencia a ese pedido porque es “honra de los hombres proteger lo que crece…”.
La foto es de archivo, de la campaña realizada a lo largo del año pasado por este Consejo a favor del derecho a la educación para que los niños, niñas y adolescentes estén primero en nuestra ciudad.
Fuente: Infancia y Adolescencia SMA.