Las obreras textiles despedidas por Textil Neuquén, que ocuparon la planta fabril, no incurrieron en el delito de usurpación, según dictaminó la justicia neuquina después de una presentación realizada por los propietarios de la firma.

El juez Lucas Yancarelli confirmó el archivo de la causa, durante una audiencia realizada para controlar la decisión del fiscal Marcelo Jara, quien al analizar la denuncia indicó que el ingreso al predio por parte de un grupo de trabajadoras fue pacífico y público, por lo que decidió no avanzar con la investigación.

En ese contexto, según informó el Tribunal Superior de Justicia, el magistrado instó a las partes a encauzar la resolución del conflicto en el fuero correspondiente y no en el sistema penal.

“Será en el ámbito laboral o en la subsecretaría de trabajo, pero no en el ámbito de una denuncia por usurpación”, afirmó el juez quien, como una vía alternativa planteó la posibilidad de continuar el diálogo a través del sistema de mediación del Ministerio Público Fiscal.