Al parecer inspirados en la estrategia de dilación acordada entre el gobierno nacional y la cúpula de la CGT, los integrantes del Concejo Deliberante aprobaron por unanimidad una comunicación que expresa la intención de avanzar con el proyecto de vertedero regional, pero sin determinar plazos ni definirse con claridad acerca de la eventual apertura de la sexta celda, lo que genera desconfianza a los vecinos que rechazan de plano esa posibilidad.

En las gacetillas y coberturas posteriores a la sesión, los comunicadores del gobierno hacen referencia a “la voluntad conjunta de buscar soluciones” por parte de los ediles, o bien se insiste en la propuesta de la “celda corta” realizada días atrás por el Defensor del Pueblo, lo que no contempla la voluntad conjunta de los vecinos, que plantean el cierre del vertedero apenas se colmate la celda V. Esta diferencia en los plazos no es un dato menor: un año más o menos de convivencia con los residuos acumulados -y sus conocidas consecuencias- impacta directamente en las cinco mil personas que allí residen. Los tiempos de gestión política deberían adaptarse a los tiempos de la gente.

 

Este es el texto que publica  Prensa del CD:

El Concejo Deliberante de San Martín de los Andes aprobó por unanimidad una comunicación en la que manifestaron la voluntad conjunta de buscar soluciones regionales a la problemática de la gestión de los residuos sólidos urbanos.

En tal sentido el Cuerpo Legislativo insta a la Intendente Rebolledo a que convoque a los Gobiernos de San Martín de los Andes y de Junín de los Andes – departamentos Ejecutivos y Legislativos – para trabajar en forma conjunta la problemática de la disposición final de los Residuos Sólidos Urbanos.

En tanto solicitan al ejecutivo municipal convoque al gobierno provincial, a través del Gobernador de la Provincia del Neuquén, la participación de las áreas especificas en la materia para que coordinen, brinden información y colaboren en el trabajo conjunto de ambos gobiernos locales.

Por su parte el Legislativo local se comprometió a mantener a la comunidad informada a través de la Comisión para el “Estudio y seguimiento de los residuos sólidos urbanos y del ambiente” y de poner en marcha los mecanismos de participación ciudadana previstos en la Carta Orgánica municipal antes de resolver sobre el particular.

Presenciaron este pronunciamiento un grupo de vecinos de Cordones del Chapelco y las Chacras 28 y 32, que si bien celebraron la aprobación de esta postura, manifestaron su preocupación en tanto temen que las gestiones puedan demorar mayor tiempo del esperado. A su vez indicaron que ratifican su posición de “No a la 6ª celda”.

A su turno el Presidente del Concejo Deliberante, concejal Sergio Winkelman indicó “estamos poniendo en marcha mecanismos para que los gobiernos de San Martín y Junín de los Andes podamos avanzar en el proyecto del vertedero regional.”

Seguidamente el concejal Martín Rodríguez aseguró, respecto del pronunciamiento que “nos pusimos de acuerdo todos los concejales porque tenemos la intención común de mejorar la calidad de vida de la comunidad de San Martín de los Andes.”

El Concejal Rodolfo Manson, vecino de Chacra 30, pidió la palabra para expresar “no va a ser tan fácil, nos vamos a tener que sentar con Junín de los Andes a explicarles muchas cosas y a escucharlos también. Pero entendemos que tiene que tener una solución inmediata, de la cual va a haber información permanente a la comunidad”.

Asimismo el concejal Sebastian d’Amorim propuso que se piense, en paralelo, un Plan B en el que mencionó la posibilidad de expropiación de tierras para la reubicación del vertedero y la creación de una sociedad anónima mixta para el traslado de los áridos.

Finalmente el presidente Winkelman dijo “están las condiciones dadas para que nos podamos sentar con Junín de los Andes, ya que su comunidad está expresando allá la misma preocupación que nuestros vecinos. Entendemos que esto puede allanar la posibilidad de encontrar un camino común entre ambas comunidades.”

Lo que le cuesta ver, y le es imposible decir al titular del Concejo es que al principio y al final de todo están los vecinos que residen junto a un vertedero que ya no debería estar allí.