La Municipalidad de San Martín de los Andes comenzará prontamente con los trabajos para solucionar la situación compleja que viven los vecinos residentes en la ladera del Cerro Curruhinca, zona inestable y de alto riesgo. El sistema de prevención, parte de la decisión política que tomó la Intendente Municipal Brunilda Rebolledo, con el objetivo de encontrar una solución concreta para la seguridad de los vecinos residentes en la ladera, y que influye en el desarrollo de la ciudad.

En este sentido, Brunilda instruyó a las secretarías municipales para trabajar sobre esto, junto con la participación de distintas instituciones locales que conocen la temática. Con la participación de la Secretaria de Planificación Estratégica y de Gestión de Proyectos, Sara Castañeda, de la Secretaria de Planificación y Desarrollo Sustentable, María Angélica Astete, de las áreas de Guardias Ambientales, de Gestión Ambiental y Defensa Civil del municipio, junto al coordinador del equipo de consultores, Ingeniero Oscar Dölling, especializado en la Gestión Integrada de Cuencas Hidrológicas, se realizó ayer por la mañana en las oficinas del ENSATUR, la primer reunión que buscará generar el Diseño Ejecutivo del Sistema de Prevención de Riesgos de Desastres Naturales del Área Urbanizada Ladera del Cerro Curruhuinca.

Se trata de un trabajo de ocho meses, a través del cual el Municipio busca obtener un proyecto ejecutivo, tanto en temas estructurales como sociales y ambientales, a corto, mediano y largo plazo, para solucionar la situación compleja que atraviesan los vecinos que residen en una ladera que según informes, principalmente el Halcrow, es inestable y de alto riesgo. Durante el taller se revisaron los antecedentes del tema y se programó un próximo recorrido por el área para su reconocimiento e identificación de puntos críticos.

La zona de análisis incluye una superficie del orden de las 15 hectáreas abarcando los barrios de Calderón, Obeid, Godoy, Parque Sur, Vallejos y Tres de Caballería. En esta zona se han identificado una serie de riesgos para el área, entre los de mayor importancia, por el elevado potencial que implican, se destacan el peligro de remoción en masa (avalancha de rocas, deslizamiento traslacional, volcamiento, flujos encauzados y caída de rocas), el peligro de inundación y el peligro sísmico. Los trabajos a realizar involucrarán a todas las áreas municipales, y se realizarán encuentros con concejales y vecinos, a través de las juntas vecinales. Cabe destacar que el grupo consultor está integrado por un experto en ingeniería civil, una economista, un experto en hidráulica, una abogada, un geólogo, un comunicador social, un ambientalista. El proyecto está a cargo del DINAPREM –Dirección Nacional de Preinversión Municipal del Ministerio del Interior de la Nación, a través del Programa Multisectorial de Preinversión IV, y del Municipio de San Martín de los Andes. Está financiado por el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), lo que facilita luego la gestión de los fondos necesarios para su implementación.

Fuente: Prensa Municipal