La Cabeza de los Dirigentes

por Beto Vivero –

Tal como lo adelantamos en la columna de la semana anterior, la movilización del 7 de Marzo convocada por la CGT y acompañada por un amplio espectro de organizaciones, CTA, espacios políticos, etc,  puso en evidencia que las bases sindicales y sociales, merced a las medidas antipopulares que en materia económica y social lleva adelante el macrismo, demandan un endurecimiento en la relación con el gobierno, impulsando un plan de lucha con paro incluido, poniendo en crisis la legitimidad en el ejercicio del liderazgo del triunvirato cegetista (dirigentes massistas por cierto). La masividad de la movilización puso en evidencia los despidos constantes en este tiempo, la grave afectación de la industria nacional merced a la apertura de importaciones y la retracción del consumo.

Los incidentes del final, evidencian la interna que atraviesa a la central sindical (los que conocen de que se trata, saben que es imposible en una movilización de la magnitud de ésta, que sectores “opositores” copen los alrededores del palco). ¿Acaso la seguridad interna, cuya responsabilidad era de uno de los miembros del triunvirato liberó la zona? Mal hace el gobierno y la conducción cegetista en culpar a sectores kirchneristas que presionaban por el paro. La movilización fue lo suficientemente heterogénea y la diversidad se unió ante la demanda del mismo.

Por otro lado, para sumar confusión, Luis Barrionuevo (mentor y parte del gobierno “M”) expuso las presiones que en persona llevó adelante Macri y -cual capítulo de “Patas para arriba” de Galeano- denunció la grave crisis del sector gastronómico y hotelero que afecta fuertemente a su sindicato con más de 25 mil despidos. Agitado el escenario sindical.

Los más combativos y los medios, ya redactaron la partida de defunción del triunvirato en cuanto a nombres como en metodología de conducción. Pareciera llegar el tiempo de Sergio Palazzo, secretario general de La Bancaria y referente de la Corriente Federal de Trabajadores, con fuerte impronta opositora al plan económico macrista y exitoso en su plan de lucha por paritarias libres frente a los banqueros y el gobierno.

 

La política neuquina calienta motores

Se han comenzado a mostrar algunas cartas en el escenario político neuquino. Las elecciones nacionales convocarán a la ciudadanía a elegir tres diputados nacionales por Neuquén. La reaparición de Jorge Sapag, siempre gestual visitando la legislatura, casa de “Rolo” Figueroa (permanentemente recorriendo la provincia y llevando adelante el diálogo político con intendentes y sectores diversos del MPN, “sumando porotos”), antes que gobierno o la residencia de la costa del gobernador Gutiérrez, destapó una serie de especulaciones respecto a una probable postulación. De todas maneras, la estructura capitalina del gobierno provincial camina con el apellido Gaido al frente. Habrá que ver el desarrollo del conflicto docente y la siempre difícil negociación salarial con los gremios estatales para evaluar como llegará el MPN a agosto. Más aun, con la definición de Gutiérrez de atar su estrategia política a la de Macri y de la debilidad de un gobierno carente de planificación, excesivamente de eventos y con una mirada cuasi municipal toda vez que el grueso de sus funcionarios están más atentos a la agenda de la capital que el desarrollo de políticas activas provinciales. Cuentan que, por los despachos del Ministro Frigerio, se esperan los movimientos de Guillermo Pereyra, el patriarca sindical que le facilitó al macrismo el camino a la flexibilización laboral. Gentilezas.

Cumpliendo su amenaza, Quiroga ordenó la tropa de Cambiemos imponiendo las candidaturas del pastor David Schlereth a Diputado Nacional y a Guillermo Monzani a primer concejal por la capital. Condicionó estos posicionamientos a partir de sus declaraciones sugiriendo que cada espacio presente lista propia. El pro, diezmado en sus aspiraciones.

En el FPV pica en punta Darío Martínez con el apoyo de Oscar Parrilli y el protagonismo en torno a los Panamá Papers. Esta semana, convocó alrededor de 300 técnicos para trabajar diversas temáticas. En la oportunidad, Nuevo Encuentro presentó su candidata a la diputación, Asunción Miras Trabalon.

La imagen positiva de Cristina Fernández de Kirchner en Neuquén orilla el 45 % lo que permite prever por qué andarivel transitara la campaña.

Atentos a las PASO, otros espacios que son parte del FPV, presentarán candidatos en abril, para dar la disputa. Claro está que la posición de Ramón Rioseco y UNE es, cuanto menos, contradictoria. Dividir el voto de los sectores populares es funcional al macrismo. La trayectoria histórica de los sectores mencionados, permite comprender que tienen dimensión histórica de lo que significa debilitar el campo popular en pos de un programa provincial personalista donde quedan en evidencia fuertes contradicciones con el quiroguismo (rol del estado, industria, obra pública con sentido social, etc.). La lógica invita a una PASO amplia y generosa del campo nacional y popular. Salvo que la intención no sea frenar el avance liberal.