La Justicia finalmente imputó a los hermanos Matías y Marcos Peuscovich, propietarios de la empresa En Vivo, que produjo el show del sábado del Indio Solari aquí en Olavarría, donde murieron dos personas.

Mientras tanto, ya está declarando el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, como testigo y de quien no se descarta que sea imputado en las próximas horas.

Por ahora, los hermanos Peuscovich son “sospechosos”, aunque todavía la fiscal Alonso no definió el delito. Para eso, espera los resultados de las autopsias de los dos fallecidos y algunas otras pericias y pruebas. Los empresarios podrían ser acusados de estrago doloso, cohecho (si se comprueba corrupción) e incluso por homicidio culposo.

Según el contrato que En Vivo firmó con el Municipio de Olavarría, la productora se hacía responsable de la seguridad y la atención sanitaria dentro del predio La Colmena, donde se hizo el recital. Mientras que las responsabilidades fuera de esa “sala” corresponden a la Comuna.

En tanto, Carlos Indio Solari y Ezequiel Galli, intendente de Olavarría, siguen dentro de la causa en calidad de testigos.

Fuente: Infoba