El sindicato de empleados estatales acató la conciliación obligatoria y va a esperar la reunión que mantendrá el miércoles con el gobierno. Los docentes, luego de la oferta del Ejecutivo provincial, ratificaron las medidas de fuerza.

La multitudinaria asamblea de ATE resolvió ayer por la mañana suspender las medidas de fuerza hasta mañana, cuando se analice la nueva oferta de recomposición salarial que le llevará el gobierno provincial a la audiencia que mantendrán en la subsecretaria de Trabajo a las 10.30.

Los estatales se reunieron en asamblea a primera hora de ayer, donde resolvieron asistir a la reunión convocada por la subsecretaria de Trabajo a través de la conciliación obligatoria dictada el viernes.

En el encuentro, que contó con la presencia del subsecretario Ernesto Seguel, el gobierno propuso un cuarto intermedio hasta el miércoles para acercarle una propuesta salarial al gremio.

El secretario general de ATE, Carlos Quintriqueo, admitió que “hubo avances”, y entre ellos señaló la aceptación por parte del gobierno de modificar ciertas pautas para la confección del índice inflacionario por parte de la dirección provincial de Estadística y Censos.

Quintriqueo participó anoche en la capital federal del encuentro de las dos CTA, en el que se estaba tratando la propuesta de lanzar un paro general antes de fin de mes.

En Neuquén el gremio venía reclamando que se tengan en cuenta algunos parámetros en materia de servicios, como la tevé por cable o la telefonía celular que actualmente no se tienen en cuenta para el cálculo de la canasta familiar.

El gobierno también aceptó que el pago del aumento sea retroactivo a enero pasado.

Ahora la expectativa del gremio está en la respuesta que los negociadores oficiales traerán a su pedido de un “compensación extra”.

ATE impugnó administrativamente la conciliación pero levantó todas las medidas de fuerza hasta mañana, cuando se retomen las negociaciones.

El miércoles, ATE decidirá en asamblea, luego de la reunión, los pasos a seguir y adelantaron que  si no hay una oferta superadora van a continuar con el paro y los piquetes.

ATEN rechazó la “pseudo” oferta del gobierno

El gremio docente manifestó su rechazo a la propuesta de incremento de 515 pesos que ofreció el gobierno provincial en la reunión de ayer por la mañana para equiparar la pérdida del poder adquisitivo del 2016 y luego ajustar trimestralmente los salarios de acuerdo al índice de inflación de la provincia.

ATEN explicó que la “pseudo oferta” está lejos de pliego de reivindicaciones que presentaron al inicio de la negociación, por lo que hoy se reúnen en asamblea y ratificaron el paro para el miércoles y jueves de esta semana, en consonancia con lo definido por Ctera a nivel nacional; que  extendió la medida de fuerza también para el 21 y 22 de marzo.

Marcelo Guagliardo, secretario general de ATEN provincial, sostuvo que la insuficiencia de la propuesta presentada ayer por el gobierno neuquino “refuerza la necesidad de que se concrete la paritaria nacional”.

El sindicalista explicó que “los gobiernos provinciales aducen falta de recursos y el único que puede hacer frente a esta situación es el gobierno nacional”.

Afirmó que la propuesta presentada ayer por los negociadores oficiales “fue totalmente insuficiente, porque no hubo respuesta para el pedido de la recomposición atrasada del 2016, que es del 10 al 12% y para el 2017 lo que nos ofrecen es recomponer según el índice inflacionario, lo cual no aceptamos”.

“Está claro que se trata de una política nacional porque la propuesta es igual a la de la provincia de Buenos Aires y a la de Córdoba”, agregó Guagliardo.

Hoy los docentes tienen una jornada institucional, en cuyo marco realizarán asambleas y mañana harán una marcha provincial, con permanencia en Casa de Gobierno hasta el jueves, para “exigirle a Gutiérrez la recomposición salarial que nos adeuda”.

Fuente: Va Con Firma

Foto: David Pablo Sánchez