El titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) aparece en un informe del Congreso del 2001. Figura como una de las personas físicas que más divisas fugó del país antes de la crisis financiera.

Según detalló La Política Online, trascendió un estudio realizado por la Comisión Especial Investigadora de la Fuga de Divisas encabezada por el entonces diputado Eduardo Di Cola. El informe de la comisión permitió establecer que pocos antes de aquella mega devaluación fueron fugados del sistema bancario argentino casi 30 mil millones de dólares. Por otro lado, el informe revela que las operaciones fueron realizadas a través 87 instituciones financieras que fueron beneficiadas por la falta de control de cambios del Banco Central.

“En una clara actitud de ocultamiento determinamos que las omisiones en la información dada al Banco Central llegaron al extremo de no declarar entidades controladas en paraísos fiscales. Ni siquiera cumplían con los regímenes informativos con fines estadísticos”, recordó Di Cola en un texto recientemente.

“El Banco que otorga el préstamo con garantía de depósitos del solicitante en el exterior estaba obligado a informar al BCRA cuando esos depósitos eran sospechosos. Indudablemente que no hubo información significativa por parte de las entidades financieras”, agregó.

Además, no fueron solamente compañías las que fugaron divisas del sistema bancario argentino, sino personas físicas que lograron sacar casi 4000 millones de dólares. Una de las personas señalada en esta lista fue el actual funcionario macrista al frente de la AFI que depositó, a través de tres operaciones, USD 5.573.750 en el exterior.

Agencia Paco Urondo